Vacunación: “Los padrones de gente inscripta están llegando a su final»

Así lo expresó el doctor Andrés Carrillo en su diálogo con Radio Jesús María. Evalúan estrategias a nivel regional para alentar a los vecinos a registrarse.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Dr. Andrés Carrillo, titular del área de salud 

Según los datos recientes publicados por el municipio de Sinsacate, se aplicaron hasta el momento 1401 primeras dosis y 202 del segundo componente haciendo un total de 1603. En esta semana, jóvenes sin factores de riesgo ya fueron citados.

Esto es un indicio de que la lista que posee la provincia de quienes desean vacunarse, se encuentra en las últimas edades autorizadas según las distintas marcas de vacunas que se colocan en el país.

Los grupos etarios que pueden acceder a su dosis, sin turno previo se ha bajado a 40 años. Desde esa edad en adelante, sumado a personas con discapacidad, embarazadas y quienes perdieron la cita previa pueden presentarse en los vacunatorios con su cuenta activa del Ciudadano Digital.

En la localidad, hay stock disponible para los vecinos que se presenten de manera espontánea. Pese a ello, Carrillo remarco que están “lejísimo” de culminar ya que aproximadamente se deberían colocar seis mil dosis, es decir dos por cada integración de la población de tres  mil habitantes, mayor de 18 años .

Debido a esta situación, autoridades locales no descartan otras opciones para sumar a más personas vacunadas. El funcionario mencionó el ejemplo de otros países en los que se aplican limitaciones a quienes no estén inmunizados a la hora de realizar actividades tales como ir al cine o ingresar a un local gastronómico.

«En el primer brote del geriátrico de Sinsacate en octubre del año pasado, de más de 80 residentes, se contagiaron más de la mitad. Hubo entre 15 y 20 internaciones y seis fallecimientos. En el segundo brote hace dos meses, ya con toda la población vacunada, hubo diez positivos y nadie internado ni muertos”, resumió a modo gráfico sobre el efecto positivo de la vacunación.

Finalmente, en relación a las causas de por qué aún hay personas sin registrarse, Carrillo sostuvo que se debe a un desinterés y a un pensamiento de que “a mí no me va a pasar”. Destacó además que esa dificultad de cumplir con la imunización total es similar a una pared que le faltan ladrillos y por ende, no es lo suficientemente fuerte.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS