A un año del accidente, sin respuestas para las familias de «Nano» y Agustín

►El accidente fatal ocurrió en un confuso episodio la intersección de la calle 10 y Avenida San Martín. ►La investigación por la muerte de los jóvenes sigue bajo secreto de sumario. ►El abogado querellante informó que se sumó un nuevo sospechoso, el agente policial que estuvo involucrado en la persecución.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Sergio Vidal Lascano, abogado querellante

El 19 de junio de 2020, Agustín Barrios y Lautaro Guzmán viajaban en una motocicleta que, producto de una persecución, termina impactando contra un auto que doblaba hacia calle 10, en Colonia Caroya. En el choque, perdieron la vida los jóvenes de 20 y 23 años respectivamente.

En el primer aniversario, aún quedan muchas dudas. El abogado Sergio Vidal Lascano, integrante del estudio de abogados del Dr. Carlos Nayi que representa a las familias, aseguró que no hay plazo definido para concluir la investigación que está bajo secreto de sumario.

«Se está peritándose todo el hecho en sí. Estamos a la espera del resultado de esas experticias para poder tener una conclusión más clara de cómo han sido los hechos y a partir de ahí, comenzar a confirmar las sospechas que tenemos», afirmó el abogado.

Tanto los familiares como los representantes legales, esperan que se agilicen los plazos. Se sabe poco cómo continúa el proceso a cargo del fiscal Guillermo Monti. Hasta el momento, la causa tiene un solo imputado y se trata del conductor del automóvil.

Vidal Lascano confirmó que se sumó en calidad de sospechoso y bajo el artículo 80 del Código Procesal Penal, el funcionario policial que venía siguiendo de cerca a los jóvenes en otra motocicleta. Pese al pedido del entorno de «Nano» y Agustín, no se presentaron testigos o por lo menos, la querella no está al tanto de que haya ocurrido.

Otro reclamo que llevan adelante las familias es la expresión pública de la situación procesal de ambos para descartar sospechas sobre ellos.

«No se ha acreditado hasta la fecha que estos jóvenes hayan tenido antecedentes penales (…) a las familias se les suma el dolor de tener que llevar día a día este tipo de acusaciones que son falsas», concluyó.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS