Hermanos separados al nacer se reencuentran tras 65 años

► Pedro Castillo y Norma Molina nacieron en Chos Malal, Neuquén. ► Fueron adoptados por diferentes familias: él vive en Jesús María y ella en Bariloche. ► Se localizaron a través de Facebook y este lunes se concretó el encuentro. ► Hoy, Pedro está cumpliendo años.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Un encuentro de amor y mucha emoción.

Así fue el reencuentro de estos dos hermanos que fueron separados de bebés, adoptados y luego, bautizados como Pedro Castillo y Norma Molina. Ambos nacieron en Chos Malal, Neuquén.

Pedro Antonio es de Jesús María e hijo adoptivo de José René Castillo, uno de los fundadores del Festival de Doma y Folklore. Su padre era Gendarme y sastre en aquella ciudad.

Gracias al apoyo de su familia, de su hijo y las redes sociales, este jesusmariense encontró a Norma en Facebook. Inmediatamente, de sorpresa, su hijo se contactó telefónicamente y logró que esos dos hermanitos separados al nacer, hablen después de 65 años.

«Si seremos hermanos que nos separaron y nosotros sin saberlo nos volvimos a juntar»

A diferencia de la canción de Intoxicados, ellos sabían de la existencia de cada uno. Solo que el tiempo y las distancias los alejaron.

«La vida nos llevó por distintos caminos, ayer se cumplió mi sueño. Hace tres días que no dormía», cuenta Pedro emocionado a RADIO JESÚS MARÍA.

Este lunes Norma llegó en avión desde el Sur y se hospedará por unos días en Jesús María.

«Mi hijo me llamó me dijo atendé el teléfono que es para vos. Ella me dijo que tengo dos años más porque en esa época no podían anotarme antes», relata.

Luisa Castillo, hermana adoptiva de Pedro, explicó como fue el proceso de adopción.

«Mi papá fue al juez de paz, le dijo que le pida la libreta de nacimiento y que iban a hacer morir a Juan José Alfaro para que nazca el hijo legítimo de mi madre Pedro Antonio Castillo».

La familia Castillo se radicó en Jesús María, por un pase de Gendarmería.

Luisa manifestó que la mamá natural decía que iban a estar mejor que ella, que quería que tengan un futuro y por ello los dio en adopción. «Estoy feliz por mi hermano, el encuentro fue hermoso. Mi hermano encontró sus raíces».

Pedro Antonio Castillo

Luisa Castillo, hermana adoptiva