Oncopediatría, una lucha que se convirtió en ley

Por unanimidad, el Senado aprobó la normativa que permitirá un acompañamiento del Estado a familias y pacientes con cáncer. De qué se trata la iniciativa que surgió en Córdoba.
Compartilo con alguien:
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Viviana Castro,
Gabriel Frizza, ex diputado

«Emoción a flor de piel», así describió Viviana Castro lo sucedido este jueves por la noche en Buenos Aires. Ella junto a un grupo de madres de Córdoba viajaron a presenciar la sanción. Destacó que la victoria es «por los niños que ya no están, por los que vienen y los que están luchando ahora».

Contó que el tiempo es un factor fundamental para evitar que la enfermedad siga su curso, de allí la importancia de los tratamientos. La adhesión de las provincias a la nueva ley será vital para que se aplique en cada lugar de Argentina y cada niño o adolescente tenga la cobertura correspondiente.

«Deberíamos estar unidos para que se reglamente rápido (…) el cáncer no espera», sostuvo.

En sus redes sociales, el ex diputado Gabriel Frizza celebró la noticia la cual voto a favor cuando todavía ejercía su rol en la cámara. «Es el reflejo del gran trabajo que hicieron mamás y papás a lo largo y ancho del país insistiéndonos a un grupo de diputados que lo presentemos», manifestó.

Detalles de la ley

Se dispone la creación del «Programa Nacional de Cuidado Integral del Niño, Niña y Adolescente con Cáncer», con la finalidad de bajar los índices de morbimortalidad y garantizar los derechos de los pacientes.

La iniciativa prevé que el sistema público de salud y las obras sociales deberán brindar una cobertura del 100% en prestaciones para las prácticas de prevención, promoción, diagnóstico, terapéutica y todas aquellas tecnologías que pudieran estar relacionadas con el diagnóstico oncológico.

Por otra parte, el Estado Nacional tendrá que otorgar una asistencia económica equivalente al monto de la Asignación Universal por Hijo con discapacidad a aquellos progenitores o representantes legales que se encuentren en situación de desempleo y no cuenten con ningún otro beneficio de carácter previsional, mientras dure el tratamiento.

También se contempla el beneficio de estacionamiento prioritario en zonas reservadas y señalizadas y la gratuidad en la utilización del transporte público y transporte colectivo terrestre. Además, uno de los progenitores podrá gozar de licencias especiales para acompañar a sus hijos en los estudios, rehabilitaciones y tratamientos vinculados a la recuperación.