“Si el jinete hubiese tenido el casco no hubiera sido nada”

El capataz de campo, Sebastián Carignano, se refirió al accidente del jinete de Santa Cruz que sufrió un desmayo tras caer del caballo. Anoche hubo un prueba piloto del uso del casco y dejó un buen balance.
Compartilo con alguien:
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter

AUDIO | Miguel Ángel «Churito» Ponce, relator

Pasaron ya dos jornadas en el Campeonato de Jineteada y comienzan las lecturas sobre cómo están concretándose las montas. «Buen rendimiento de los caballos y los jinetes», opinó Ponce.

En la noche de ayer, un jinete de Santa Cruz Ariel Schunk debió ser asistido por el servicio de urgencias tras golpear la cabeza durante su desempeño en el campo.

«Tuvo un knock out momentáneo, cuando lo llevó la ambulancia estaba consciente. Quedó en observación hasta hoy», contó el capataz de campo Sebastián Carignano.

Según el parte médico, sufrió traumatismo cráneo encefálico con pérdida de conocimiento y fue internado en terapia intensiva donde se le realizaron los estudios pertinentes sin hallazgo de hematoma ni fracturas.

El casco, elemento que iba a estrenarse en esta edición, podría haber evitado el desmayo que sufrió el competidor según analizó el experimentado trabajador.

«Necesitamos más duración, adaptación para poder dar el paso», sostuvo. De todos modos, un jinete oriundo de Capital Federal realizó una prueba piloto y la experiencia fue positiva. Vale aclarar que el domador ya venia empleándolo previamente pero no es el caso de todos los que arriban a Jesús María.

Carignano ejemplificó la implementación con el uso de zapatos nuevos que puede resultar incómodo al comienzo o presentar cierta resistencia. «Es la solución a algo que nos afecta a todos”, concluyó.

Líderes hasta el momento

CRINA LIMPIA

Luis Aragón de Chaco

BASTO CON ENCIMERA

Luis Alejandro Errecart de entre Ríos

GRUPA SURERA

Joaquín Zabala de La Rioja