El fuego no cesa en el norte provincial

Bomberos e integrantes de distintas fuerzas continúan trabajando en focos diversos. La provincia ya envió ayuda para atender a los damnificados. Las condiciones meteorológicas prevén aumentos de temperatura y vientos más fuertes.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Juan Montoya, jefe comunal Churqui Cañada

AUDIO | Alejandro Allende, intendente de San José de La Dormida

AUDIO |  Diego Concha, jefe Defensa Civil provincial

Tras varios días de lucha, las autoridades pudieron confirmar que la caída de un rayo ocasionó el inicio del fuego en Caminiaga.

De allí se extendió por localidades de los Departamento Tulumba, Villa María de Seco y Sobremonte. En este momento, 370 integrantes de cuarteles de bomberos, ETAC, Plan Manejo del Fuego, Defensa Civil y policía tratan de contener el avance de las llamas.

Aviones hidrantes de la provincia y enviados por Nación, operan desde la pista de Deán Funes y Santa Elena junto a un helicóptero que, temprano, partió para hacer un vuelo de reconocimiento.

Las dos bases operativas en Caminiaga y San José de La Dormida coordinan las tareas. El jefe comunal de Chuqui Cañada confirmó que ayer por la tarde surgió un nuevo foco muy cercano al sector urbano y que esperaban frenarlo cuando descendiera hacia al camino.

«No es fácil que trabajen los bomberos en zona de sierras (…) son campos de mucho pasto, se les complica mucho», contó Montoya.

Por otra parte, inició otro incendio en zona de Guasapampa, en Traslasierra que ha tomado grandes dimensiones entre Estancia La Guadalupe y Ciénaga del Coro.