Julio y Verónica y una lección de vida: «Nada es imposible»

Viven juntos desde hace 25 años. Preparan tortillas, pastafrolas y dulces para vender y así costear el estudio universitario de sus hijos. "Estoy en contra de los planes, el trabajo dignifica" dicen

Julio Toledo y Verónica Machado están juntos desde hace 25 años. Tiene dos hijos, Milagros(20) que estudia Psicología en la universidad y Alejandro(17) que está en quinto año del colegio Domingo Faustino Sarmiento.

La vida nunca les regaló nada y ellos igual están agradecidos y felices. Ninguno de los dos terminó el colegio y hoy trabajan más de 15 horas diarias para poder costear el estudio de sus hijos.

«Los dos apostamos a que estudiaran. Los chicos tienen que estar en la escuela y yo siempre sostuve que se puede ir un poco más allá. Yo no quiero que ella herede mis máquinas para hacer pastafrolas, quiero que progrese» dice Verónica