A modo de protesta, un adolescente concurrió al colegio con pollera

Agustín es un alumno del Bonoris. En el contexto de altas temperaturas concurrió al establecimiento con pollera para solicitar nuevos cambios en las modalidades del uniforme. En diálogo con el director se llegaron a nuevos acuerdos. Entre ellos, mujeres y hombres podrán implementar en su uniforme bermudas de piel gabardina, tela vaquera o jogging liviano hasta la rodilla.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
AUDIO | Alumno Agustín y Director del Bonoris, Salvador Lucero.

Si bien recientemente ocurrió un hecho similar en Carlos Paz, esta vez se trata de Colonia Caroya en el IPEM 165 Presbítero José Bonoris. Como el uniforme de hombres requiere el uso de pantalones largos, ante altas temperaturas Agustín decidió concurrir al establecimiento con pollera.

El joven tomó la iniciativa, se la propuso a su hermano y a un grupo de alumnos de cuarto año que lo apoyaron en la decisión. Utilizó uno de los recreos para ponerse la pollera, al salir una de las preceptoras lo detuvo por romper las reglas y posteriormente fue a hablar con el director de la institución, Salvador Lucero. 

En un interesante diálogo entre alumno y autoridad, se llegaron a nuevos acuerdos en las formas de vestimenta. El director comentó que son conscientes del intenso calor y las altas temperaturas. Por consiguiente, implementaron la idea de generar nuevas modificaciones respecto al uniforme.

Entre ellas ambos géneros podrán implementar en su uniforme bermudas de piel gabardina, tela vaquera o jogging liviano hasta la rodilla. El año que viene se perfeccionarán estas cuestiones con un nuevo centro de estudiantes para poder trabajar sobre diferentes “ cambios sociales» que proponen los alumnos.