Dos generaciones, un objetivo: preservar la Asociación Gerontológica Jesús María

Hoy cumple 24 años la Asociación Gerontológica que surgió en 1997 junto a un grupo de 25 docentes. Actualmente lo conforman jóvenes de la ciudad, de 18 a 25 años y siguen desarrollando actividades en beneficio a abuelos carenciados de la zona.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Matías Longhini, Integrante de la Asociación Gerontológica Jesús María

“El adulto mayor queda de lado y delegado, cuando siendo que es una fuente inmensa de sabiduría y experiencia que todo joven debería escuchar (…) ”, refirió Matías Longhini integrante del grupo. 

Este jueves 2 de septiembre, cumple 24 años la Asociación Gerontológica Jesús María. Originariamente surgió en el año 1997 en conjunto con 25 mujeres docentes que impulsaron actividades solidarias y donaciones destinadas a 65 abuelos carenciados en Jesús María. 

Para mantener el espacio, actualmente lo conforman 25 jóvenes de 18 a 25 años aproximadamente. Tal como lo contó Matías Longhini, integrante de la asociación, el nuevo grupo de jóvenes se conoce desde hace tiempo y anteriormente vienen realizando actividades al servicio de la comunidad. Al presentarse esta oportunidad no dudaron en formar parte y responsabilizarse conjuntamente para brindar su apoyo a los abuelos.


Pablo Farias, nieto de Hugo Farías uno de los fundadores, sembró en el grupo esta idea de participar y colaborar con la asociación. Como respuesta, los jóvenes manifestaron un sí y desde hoy hace más de un año que emprenden esta labor:

“ Fue un sí rotundo, porque nos llena y gratifica aportar. Por más poco que parezca, es mucho lo que se logra”, reflexionó Matías. 

Las actividades consisten en el armado de bolsones de alimentos e higiene. El grupo se encarga de recibir donaciones de alimentos, y una vez obtenidos, el último sábado de cada mes, arman los bolsones para poder repartirlos religiosamente todos los principios de cada mes.

Las acciones no solo se reducen a los bolsones, además reciben ropa, colchas y en el transcurso del tiempo conjuntamente con las autoridades han logrado realizar diversos cursos como informática, arte, pintura y charlas. Todas estas actividades, por supuesto, dirigidas hacia el adulto mayor. 

Quienes quieran sumarse y colaborar con la asociación lo pueden hacer de diversas maneras. Donado alimentos (yerba, aceite, fideos, polenta, salsa de tomate, picadillo, etc) y acercarlo a distintos puntos como esquinas de la calle Córdoba esquina Zipoli. 

Matías comentó que la gente se interesa e involucra con estas temáticas, y al momento de colaborar están presentes:



“ Noto disposición (…), uno se queda satisfecho y contento (…) porque la gente está ahí, al pie del cañón”, finalizó el joven.