La Cooperativa planteó que las negociaciones con LAC nunca se completaron

El Consejo Directivo explicó en conferencia de prensa cómo se desarrollaron las tratativas con la empresa y la sorpresa que les generó saber que el emprendimiento se desarrollaría en otra zona.

Audio: Alberto Nanini explica la posición de la Cooperativa frente a la inversión que LAC finalmente realizará en Dean Funes. Informe Claudio Minoldo

 

El presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos, Alberto Nanini, y el gerente de la entidad, Cristian Arrigo, fueron los encargados de explicar en qué momento de las negociaciones se interrumpió la comunicación con la empresa y sobre por qué no les podían «subvencionar» el costo de la obra para proveerles de los servicios (luz, agua, conectividad).
Tras la noticia de que los $ 200 millones de inversión y los 70 puestos de trabajo de LAC y Bridgestone se van a concretar en el parque industrial de Deán Funes, quedó flotando la sensación de que parte de la «culpa» por esa pérdida era atribuible a la Cooperativa. Esa sensación quedó un poco más firme, además, por las propias declaraciones que el gerente General de LAC, Luis Carrizo, le formuló a los concejales caroyenses en reunión de comisión del pasado martes.
Por ese motivo, la entidad prestadora de los servicios públicos hizo algunas aclaraciones, especialmente, respecto de qué se componían los 55 mil dólares que le cotizaron a LAC para la provisión de la energía para ese tipo de emprendimiento.
15 mil dólares correspondían a la parte proporcional por el tendido de una línea de media tensión que será necesaria para alimentar toda la demanda del futuro parque industrial de Caroya. Y más de la mitad de ese costo de 55 mil dólares, corresponde a la instalación de un transformador especial y unos medidores especiales que iba a precisar ese tipo de planta fabril. El resto lo componían otros materiales y honorarios profesionales, entre otros ítems.
Alberto Nanini, presidente de la Cooperativa, fue muy claro sobre este punto: «Nosotros no le ‘pedimos’ 55 mil dólares porque sino pareciera que estábamos fuera de regla y de la ley sino que le ‘cotizamos’ 55 mil dólares por un proyecto de obra y por la obra en sí misma. Son dos cosas distintas pedir que cotizar».
Respecto de si la Cooperativa podría haber absorbido ese costo para que la inversión se concrete, Nanini aclaró: «Podríamos haberlo absorbido, pero no puede hacerlo la Cooperativa dentro de un sistema cooperativo. Distinto es si fuésemos una empresa privada. En una cooperativa todos los socios tienen el mismo derecho, todos tienen un voto y todos tienen que ser tratados de la misma manera. Eso no quiere decir que la cooperativa no se hubiese preocupado para que una empresa se instale y máxime si promete dar 70 puestos de trabajo».
Sobre las inversiones que serán necesarias para poder proveer de todos los servicios al parque industrial de Caroya, desde la entidad se explicó que tiene un costo de 400 mil dólares y que están estudiando una financiación mixta para poder concretarlo. El municipio caroyense y algunos privados podrían realizar aportes para acelerar los tiempos de realización.