«El faenamiento clandestino destruye la industria del salame caroyense»

Daniel Grión se refirió a la competencia desleal. Denunció que pocas empresas hacen las cosas "por derecha". Cuestionó a las autoridades municipales y bromatólogos que "saben lo que pasa, pero por intereses políticos" no hacen nada.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Productor señala que solo tres empresas de Colonia Caroya «hacen las cosas como corresponden 100%».

En diálogo con Radio Jesús María Daniel Grión denució la competencia desleal de productores y empresas de la zona que realizan faena clandestina. Indica que estos hechos ocurren en Colonia Caroya y también en Colonia Tirolesa, y hay intereses económicos que influyen en las autoridades políticas que no actuan por miedo a las consecuencias electorales.

Grión denunció que muchos comerciantes disfrazan los problemas bromatológicos de la incorrecta faena: «Le dicen al turista que el salame tiene gustito a humedad, pero es porque la faena se hizo debajo de un árbol y el salame está podrido «

El fenómeno también ocurre en Colonia Tirolesa donde el precio por kilogramo del salame es muy bajo y la denominación «Salame de Colonia Caroya» falta a la verdad en tanto a la procedencia del producto: «hay una competencia desleal respecto del comerciante que utiliza Colonia Caroya (como lugar de origen), cuando en realidad son de Colonia Tirolesa.»

Crítico con los productores con IDENTIDAD GEOGRAFICA, Grión señaló que esta etiqueta es un grupo centrado en luchar contra los mismos productores de Colonia Caroya y no para los productores que vienen de afuera. «Combaten el árbol y no el bosque», expresó.