CULTURA | Reabrieron las puertas de la Torre de Céspedes

La estructura, también conocida como "Torre de Cuatro Pétalos", enclavada dentro de las instalaciones del Club Social de Jesús María, anoche reabrió sus puertas. Fue dentro del marco de la presentación de las remodelaciones del edificio y la presentación de una muestra sobre la vida de la familia del ex intendente Céspedes. Se exponen objetos que datan de finales de 1800.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

La responsable de la cartera de Patrimonio de la municipalidad de Jesús María, arquitecta Agustina Patiño, y la artista plástica, Carmen Moyano, fueron quienes tuvieron la responsabilidad de poner la Torre de Céspedes en condiciones para la presentación de l

as remodelaciones de la estructura y la muestra de la familia que vivió en el Club Social.

Patiño había anticipado que para la reapertura de la torre se estaba trabajando en el exterior del edificio, la accesibilidad, los ingresos, iluminación, cartelería, entre otras tareas, mientras que en una próxima etapa se avanzará con otras mejora, tal es el caso de la humedad en las paredes del edificio.

20160928_221056

La muestra

«La muestra representa lo que era el espacio, cómo era distribuida en su época de esplendor», cuenta Carmen Moyano, en relación a la exposición de objetos de época que actualmente ocupan algunas de las salas de la «Torre de cuatro pétalos».

Las puertas de la torre volvieron a abrirse para quienes gusten recorrerla, ver cómo se ha trabajado estructuralmente y conocer cómo era ese espacio en épocas de su creación, entre el 1896 y 1898: «Céspedes tenía su casa de verano en el Club Social y mandó a construir esto para su espacio recreativo», cuenta Moyano.

20160928_221700

La estructura, declarada de interés y patrimonio urbanístico de la ciudad desde 1995, hoy cuenta con muebles originales de la familia Céspedes, que datan de finales del 1800, réplicas, objetos donados por vecinos de la ciudad, que ayudan a recrear la torre en su mejor época.

«La mesa es original. La mesa del comedor es la que estaba acá, y las jamugas («sillas») también; eran diez hay ocho, las otras dos están en manos de la familia Céspedes», cuenta Moyano.

Las puertas de la torre estarán abiertas de martes a domingo, en el horario de 9.30 a 12.30 y de 16 a 20 horas.

La entrada es libre y gratuita.

20160928_22172520160928_221646