MESA MUNICIPIOS | Frizza dijo que el gobierno provincial tiene una actitud «intolerante»

La declaración responde al intendente de Jesús María, Gabriel Frizza, tras su participación en la Mesa municipios -provincia, en la cual se le solicitó al gobierno provincial cumplir con el pago de 1.620 millones de pesos a los municipios del interior, en concepto de coparticipación. Provincia resolverá la situación mediante vías administrativas.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

El intendente de Jesús María, Gabriel Frizza, dijo a RADIO JESÚS MARÍA, que los resultados de la reunión Mesa municipios – provincia, no fue positiva: «el resultado fue que no va a ser el ámbito de discusión (…) el gobierno va a responder administrativamente a nuestro planteo», señaló el funcionario local.

«Vemos trabada cualquier posibilidad de negociación de fondos (…) el gobierno de la provincia no está coparticipando como corresponde», expresó Frizza, quien agregó que para el gobierno provincial, la Mesa de municipios no es el ámbito para discutir cuestiones de índole económica.

Según la presentación realizada por intendentes que representan a la oposición provincial, en cuatro meses, el acumulado asciende a unos 1.620 millones de pesos, mientras que para Jesús María el calculado llega a unos diez millones.

El intendente de Jesús María señaló que la propuesta que llevaron los municipios demandantes de respuestas, fue reunirse con el ministro de finanzas y así «estudiar caso por caso, corregir los ítems en los que creamos que el gobierno está cometiendo un error», expresó.

«La estrategia sigue siendo dilatarnos, discutirlo por medio de papeles y no tener hechos concretos», dijo Frizza, quien agregó que desde el bloque que representa – PRO, Cambiemos – «es justo el reclamo (…) Lamentablemente hemos visto una actitud bastante intolerante del gobierno considera que plantear diferencias es agraviar», dijo.

Frizza concretó diciendo que no se trata de una cuestión política sino de una cuestión de plata: «la situación general hace que los municipios necesiten de un fondo fresco y no dependan de una buena o mala relación con el gobierno de turno para poder pagar sueldos».