Cayó la «Banda de los Tucumanos»: defraudación de 5 millones de dólares

Era un clan familiar que operaba una empresa de transporte, robando sus propios transportes. Los 10 detenidos locales están imputados de asociación ilícita y lavado de dinero. Existen testaferros que adquirían autos de alta gama y camiones.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Gendarmería Nacional bajo orden de la justicia bonaerense realizó allanamientos en nuestra zona con motivo del operativo de desarticulación de una banda dedicada al robo de mercadería en tránsito.

La organización criminal tiene ramificaciones en Jesús Marìa, Colonia Caroya y Córdoba Capital. Se estima que entre camiones, camionetas, y vehículos de alta gama, la suma incautada alcanza los 5 millones de dólares (producto del lavado de activos de la organización delictiva)

La investigación de la justicia bonaerense tiene ahora acción en diferente allanamientos realizados por Gendarmería, unidades especiales de lucha contra delito de cargas, apoyo de la Unidad Delitos Económicos de Córdoba de la Policía de la Provincia de Córdoba. Simultaneamente se realizan allanamiento en Córdoba Capital y Colonia Caroya. En nuestra zona ya hay 10 detenidos.

El operativo fue encabezado por el Dr. Facundo Flores (Fiscal de la Unidad de Investigación de Delitos contra el Transporte de Cargas) y participó el Grupo Alacrán -Fuerzas Especiales de Gendarmería Nacional- juntamente con Policía de la Provincia.

COMO OPERABAN:

LAS DILIGENCIAS INVESTIGATIVAS LLEVADAS A CABO PERMITIERON COMPROBAR LAS ACTIVIDADES ILICITAS DE UN CLAN FAMILIAR QUE HACE AÑOS SE DEDICA AL ROBO DE MERCADERIAS DE TODO TIPO, ULTIMAMENTE RADICADOS EN JESUS MARIA, PERO QUE ACTUAN EN VARIAS PROVINCIAS DEL PAIS, ESPECIALMENTE TUCUMAN Y CATAMARCA,

LA MODALIDAD EMPLEADA POR LA FAMILIA Y VARIOS CHOFERES DE SU EMPRESA DE TRANSPORTE CONSISTIA EN OFRECER SUS SERVICIOS PARA EL TRASLADO DE MERCADERIAS Y, CONFORME EL VALOR DE LAS MISMAS Y LA DEMANDA EN EL MERCADO NEGRO, SE DECIDIA EL APODERAMIENRO ILICITO DE LA CARGA, INHIBIENDO LOS RATREADORES SATELITALES, TRANSPORDANDO LA MERCADERIA A OTROS CAMIONES Y RADICANDO POSTERIORMENTE FALSAS DENUNCIAS EN LO JUZGADOS Y FISCALIAS JURISDICCIONALES Y ANTE LAS EMPRESAS DE RASTREO Y SEGUROS,