Contactos estrechos y con síntomas, serán considerados positivos sin hisoparse

La nueva normativa enviada desde el gobierno provincial se debe a la alta demanda de los centros de testeos y de esta manera, descomprimir las consultas. Los números en la región ya superaron el pico de contagios de los meses previos.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Dr. Andrés Carrillo, titular del área de salud

La zona no es ajena al contexto sanitario de la provincia, estableciendo cifras que sobrepasan los momentos más complejos de la pandemia en las instancias previas.

Jesús María, por ejemplo, en el peor día de la segunda ola hubo 116 casos positivos y ayer, 133. Sinsacate, por otro lado, 21 casos antes y 30, el día lunes.

“Los números de la zona marcan una tendencia exponencial al aumento de casos (…)  es muy llamativo, abrumador”, analizó.

El funcionario remarco que hacia meses no se observaba tal cantidad de restos y resultados positivos. «No es una curva es una línea vertical», describió.

Nuevos protocolos

Consultado sobre las últimas decisiones del ministerio de salud, Carrillo sostuvo que son “totalmente oportunas y entendibles”.

Además, de la normativa que cambia la dinámica de actuación antes casos estrechos con síntomas, continúa evaluándose disminuir el tiempo de aislamiento a siete días tal como fue aplicado en otros países.

También se refrió al autotest, otra alternativa que están estudiada por las autoridades y que el funcionario aseguró estar de acuerdo pero remarcó que requiere «mucha más responsabilidad de la gente» tanto en la realización como la posterior notificación.

Operativo Festival

Cuando comience el evento, habrá dos nuevos puntos de testeos, uno de ellos que dispondrá de cuatro profesionales hisopando de 8 a 02 de la madrugada y un carro móvil enviado desde la provincia.

“Estamos preparados para hisopar 2500, 3000 personas por día”, aseguró sobre la demanda durante el festival.

Sobre la cantidad de camas disponibles, contó que ya está prevista la ampliación del servicio en caso de ser necesario pero que, hasta el momento, afortunadamente los datos acompaña los resultados de la vacunación.

De los pacientes internados hoy en Córdoba, el 80% no posee ninguna vacuna, el 15% una dosis y el 5%, esquema completo.