Sierras y Parque | El riesgo permanente de quedarse sin agua

► Acceder al agua potable de manera constante es un anhelo para los 7000 habitantes del Barrio Sierras y Parque. ► Visitamos a los vecinos para conocer esta dura situación que atraviesan a diario.

► La problemática del acceso al agua potable es recurrente en  Sierras y Parque. Este es el barrio más poblado de Jesús María y sus habitantes sufren frecuentemente interrupciones del servicio básico.

►  Incluso cuando el sistema funciona «bien», la llegada del agua a muchos hogares no está garantizada. La escasa presión  no alcanza a llenar los tanques. La situación es más dramática en aquellas  viviendas que no cuentan con un reservorio y dependen directamente de la presión del sistema.

►Cuando el sistema deja de estar «bien» el municipio monta  servicios de camiones – tanque, pero en muchas ocasiones no dan a basto por la alta demanda. La última semana fue un martirio debido al colapso de la red barrial por un problema en el centro de la ciudad de Jesús María.

► Los camiones municipales llevaron el agua, pero la turbiedad hace dudar que sea potable y los vecinos deben hervirla antes de consumirla.

 

► Pese a todo respetan el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, pero claro, no lo hacen con la comodidad existente en el resto de los barrios de la ciudad de Jesús María.

►A esta situación estructural se le debe sumar una dificultad en el aprovisionamiento de alimentos a causa del estricto cumplimiento de los horarios habilitados. No es que el horario sea escaso sino que es incompatible con los horarios de cuidado de niños, niñas y personas mayores y tareas en el hogar, que recae comúnmente (al igual que la compra) en las mujeres de  cada familia.

► Las familias del barrio se las ingenian para llegar a cubrir las necesidades básicas, una realidad agravada por la crisis económica causada por la pandemia de la COVID19 y la precedente de años anteriores.