La fiesta que los fans vivieron desde muy temprano