Crisis en el pequeño comercio: aumentan las ventas al fiado y la morosidad

►La clientela de los pequeños comercios y almacenes recortó sus consumos debido a la altísima inflación que ya alcanza el 22% en lo que va del año, y supera el 65% interanual en el sector alimentos. ►Un gran número de familias utiliza su salario para pagar deudas, tarjetas y también lo consumido en el almacén. 

AUDIO | Vanesa Ruiz, Centro de Almaceneros de Córdoba.

Los indicadores negativos golpean fuerte a los pequeños comerciantes, la situación se profundiza desde hace por lo menos dos años. Los números del sector son preocupantes: por un lado cierran más comercios de los que abren, por el otro disminuye el consumo interno.

La clientela de los pequeños comercios y almacenes recortó sus consumos debido a la altísima inflación que ya alcanza el 22% en lo que va del año, y supera el 65% interanual en el sector alimentos.

Sin paritarias que puedan compensar estas cifras, las capas medias y bajas disminuyen el monto promedio de consumo. Los sectores más pudientes apelan a las grandes compras en los comercios mayoristas.

En medio de la retracción del consumo, se potenció la práctica de la venta «al fiado»:

«El fiado está más vigente que nunca, nunca dejo de crecer», señala Vanesa Ruiz del Centro de Almaceneros de Córdoba.

Con el pago programado para mas adelante aumentó la morosidad en un 38 % y también la incobrabilidad en un 25 %. En algunos almacenes 4 de cada 10 llevan bienes básicos al fiado. Un gran número de familias utiliza su salario para pagar deudas, tarjetas y también lo consumido en el almacén. 

Esto pone en la cornisa a almacenes que tienen en promedio 2,5 trabajadores por establecimiento.

NOTAS RELACIONADAS