«Creo que es algo personal hacia mí y mi condición de mujer»

► La frase corresponde a la intendente Ispizua, refiriéndose al paro de los municipales de Jesús María. ► Mediante una denuncia en la Unidad Judicial el municipio alertó sobre distintos hechos violentos con compañeros de trabajo, principalmente mujeres. ► Según contó, este lunes golpearon a palazos a un empleado que iba a trabajar. ► "Se tiene que canalizar por un sindicato y no una anarquía", señaló la mandataria.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIOS | Mariana Ispizua, intendente de Jesús María

Los empleados municipales de Jesús María llevan adelante su sexto día de paro. Continúan bloqueando el acceso del portón en el obrador municipal. En la mañana de este lunes se movilizaron otra vez hacia el edificio central.

El pasado viernes la Municipalidad realizó una denuncia en la Unidad Judicial. «Hay una violencia muy marcada» expresó la intendente Mariana Ispizua a Radio Jesús María, quién señaló que el jueves pasado tuvo la última comunicación oficial con los manifestantes.

Ispizua detalló y denunció distintos episodios violentos contra compañeros de trabajo:

«En administración central una empleada embrazada tuvo que retirarse con la presión alta en un estado de nerviosismo, en las oficinas de ex imei también una situación violenta con una de las trabajadoras, hoy a un muchacho que iba a trabajar al PROMUVI le pegaron con un palo en la cabeza, el viernes patearon el vehículo de bromatología con dos agentes municipales arriba», expresó.

Para la intendente, detrás del reclamo salarial y el conflicto, hay una cuestión de «género».  Agregó que quienes están manifestando no respetan ni  representan al Sindicato.

«Por el hecho que sea mujer no me voy a dejar doblegar por esta actitud, hay una constitucionalidad que hay que respetar. Permanentemente están pidiendo que yo me baje a la manifestación a hablar con ellos, no es el modo. Ellos quieren que yo me presente ante la masa de trabajadores esto no es así para eso existe una representación gremial», sentenció.

También, contó que debieron poner, por precaución, custodia policial en su domicilio y, en la casa del Secretario de Servicios Públicos, el Ing. Hugo Cagliero, ya que el viernes arrojaron botellazos. Según relató, hay pintadas en el obrador.

El municipio les ofreció a los trabajadores que perciben menos de $20.000 de bolsillo, una suma no remunerativa y en una escala progresiva que va desde $1.200 a $600 pesos. La contrapropuesta del Sindicato (de 4000 mensuales para los salarios más bajos).