30 años de asistencia perfecta en los quioscos del Festival

Ariel es artesano de las Termas, y como es una tradición, ya está instalado en Jesús María. Bombos, cuchillos, lazos y mantelería son algunos de los elementos que trae para vender. Asegura que este año no habrá grandes aumentos en los precios.

El color y el coraje de las calles de Jesús María ya comienza a encenderse. De a poco los quioscos empiezan a alistarse en las afueras del anfiteatro José Hernández. Tal es el caso de este artesano oriundo de las Termas de Río Hondo.

Desde hace 30 años, Ariel junto a su familia y amigos llegan a la ciudad a vender sus productos para la época del Festival. En este caso, instrumentos musicales folklóricos y, también, la parte de mantelería y ropa blanca.

“Siempre pasamos las fiestas acá para dejar todo armado y en orden. Esperamos todos los años poder estar acá”, contó Ariel.

Según anticipó, la inflación no impactará de gran manera en los precios. Habrá bombos desde 1500 hasta 6 mil pesos. Además, trabajarán con tarjeta de crédito.