El recuerdo de un héroe a 35 años del «Bautismo de Fuego»

Gendarmería Nacional conmemoró hoy un nuevo aniversario del conflicto bélico en el que intervino el Escuadrón Alacrán. Miguel Víctor Pepe fue uno de los efectivos formados en la Escuela de Suboficiales Cabo Raúl R. Cuello que integró la tropa.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Esta mañana se llevó a cabo en la Plaza de Armas de la Escuela de Suboficiales Cabo Raúl R. Cuello un acto homenaje al 35º aniversario del Bautismo de Fuego de Gendarmería Nacional. En la ceremonia estuvo presente uno de los suboficiales que participó del Escuadrón Alacrán que tuvo su bautismo el 30 de mayo de 1982.

Durante el Bautismo de Fuego, un helicópetero que los trasladaba fue alcanzado por un misil, el cual fue diparado desde un Sea Harrier. El Sargento Miguel Pepe ayudó a su compañero de helicóperto Justo Rufino Guerrero y lo salvó de las llamas.

Pepe fue compañero de Ramón Gumercindo Acosta, un héroe de Malvinas, que en nuestra zona le dio nombre a una calle de Jesús María y colegio de Colonia Caroya.

«Nosotros fuimos a la guerra con nuestros maestros. eran hombre que nos enseñaron como comportarnos», sostuvo a Radio Jesús María.

En relación a la Guerra, dijo que tenían la convicción de pelear y que a veces se hacía muy posesivo ya que su lema consistía en hacer que los demás respeten el límite, «por la soberanía todo» expresó.

«Nosotros dejamos parte de nuestra juventud y nuestros sueños. Acá nació muchas cosas. Estar acá es recordarlo todo saber que alguna vez tuvimos sueños», contó emocionado y con lágrimas en su rostro.