Colonia Caroya:Promesa cumplida en tiempos del cólera

Se cumplen 130 años del milagro que curó a los enfermos de cólera de esa ciudad. Los vecinos recuerdan la promesa hecha a la Vírgen del Monserrat. Fiesta patronal y asueto administrativo para este 2 de febrero.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Los descendientes de inmigrantes caroyenses saben de memoria la historia, y es que se está arraigada en el ADN local. Todos saben por qué en Colonia Caroya se venera la Virgen del Monserrat hasta el punto de haber levantado una fastuosa parroquia dedicada a esa advocación de María.

Colonos Colonia Caroya

Recorrer la historia de la ciudad, es toparse con aquella promesa que el entonces Presbítero José Bonoris instó a cumplir a los fieles, por entonces colonos recién llegados a estas tierras sumidos en terribles pobrezas y necesidades y acechados por el Cólera que se llevaba desde niños a ancianos, a hombres y mujeres sin distinción alguna. Los reunió en la capilla de la Casona de Caroya, hoy Museo Jesuítico y a pedir por sus familiares.

La recopilación histórica no se acerca quizás a la realidad de aquellos días, fue tanta la fe con la que los fieles se encomendaron a la gracia de la Virgen del Monserrat a finales de enero de 1887 que al regresar a sus casas cada vecino encontró a su familiar enfermo, ya curado y fue así como desde entonces evocan a la Virgen y reeditan la caminata.

Parroquia Monserrat Antigua

A los pocos días del milagro concedido, se celebraba el día de la Virgen de la Candelaria, los colonos le atribuyeron la festividad a la Virgen del Monserrat, desde entonces cada 2 de febrero, los descendientes de inmigrantes italianos, primeros pobladores y fundadores de Colonia Caroya, no han dejado de evocar ese momento único. Se estableció así la fiesta patronal para recordar el momento y llevar el procesión a la imagen de la Virgen desde la Capilla hasta la parroquia, levantada por los mismo colonos en honor a la mismísima Madre.

Foto -colonia -caroya

Festividad del 2 de febrero de 2017

Se ha decretado asueto municipal y administrativo obligatorio, y optativo para el sector comercial.

Por la mañana las mujeres, especialmente ligadas a la Parroquia del Monserrat cocinarán las tradicionales empanadas que se venderán durante el día.

Por la tarde, a las 17 comenzará procesión, una peregrinación de fieles desde el Museo Casa HISTÓRICA DE CAROYA, Patrimonio de la Humanidad, primer resguardo de los inmigrantes italianos a los que se les adjudicaron las tierras de la hoy Colonia Caroya.

La caminata será guiada por Avenida San Martín hasta la Parroquia de Lote XV, con un repaso de la historia de esa promesa que cumple 130 años.

A las 19:00 hs está prevista una solemne misa.