INDIGANCIÓN VECINAL | A casi 20 años, la antena de la Pedro Patat sigue de pie

La casa de Eduarda Peresotti colinda con el patio donde desde 1997 está colocada una antena de la empresa Telecom. Tras el desmantelamiento de una antena colocada de manera ilegal, ayer en Colonia Caroya, reprocha: "Todos, políticamente, se han hecho Pilatos: se han lavado las manos y se han olvidado del problema".

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

La propiedad de Eduarda Peresotti colinda con el patio donde desde 1997 se eleva una antena de la empresa Telecom, cuando la disposición municipal todavía no prohibía la instalación de las mismas en el ejido caroyense.
«¿Qué pasa con mi antena en calle Pedro Patat y 47?», dispara Eduarda, tras enterarse de un episodio registrado ayer por la tarde que la indignó: el desmantelamiento de una antena de la firma Movistar en calle 17 y Avenida San Martín.
«Se puede decir que está arriba de mi tapia. No le tengo miedo al riesgo de salud, le tengo miedo al riesgo de vida. Se nos caen cosas arriba de mi casa: grampas, tuercas, grampas grandes que agarran los cables. En el techo del quincho están todavía», explica Eduarda, indignada por dos décadas de espera sin resultados positivos.
Doña Peresotti asegura que la caída de «cosas» de la antena le rompieron el techo: «no lo quiero arreglar todavía para ver qué va a pasar: si me van a ayudar, me van a dar una mano, qué van a hacer».
«Todos, políticamente, se han hecho Pilatos: se han lavado las manos y se han olvidado del problema. Un intendente -Rodolfo Visintín – me contestó que si la antena tuviera cosas malas, Jesús María estaría todo muerto, por al antena que está al lado del correo», dijo indignada la vecina.
«Con Nanini pasó lo mismo; Héctor Pitavino, lo mismo; Luis Grión, lo mismo. No le puedo a hacer juicio a la municipalidad porque está quebrada. Fui con el intendente Brandán y me dijo ‘vamos a tomar los recaudos’, pero hasta acá no se hizo nada».