NOCHE | Seculini: «Hay que actualizar el Código de Espectáculos»

Lo dijo el Secretario de Gobierno, César Seculini, luego de la clausura parcial de algunos locales nocturnos y de los controles municipales para limitar según ordenanza vigente, la cantidad de personas dentro de los bares de la ciudad de Jesús María, desde la municipalidad señalaron que los locales están funcionando con permisos temporales hasta que completen la presentación de los requisitos necesarios.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

El secretario de gobierno de la municipalidad de Jesús María, César Seculini, dijo a RADIO JESÚS MARÍA que existe una necesidad de actualizar el Código de Espectáculos Públicos vigente hace diez años, para que se adapte a las nuevas necesidades empresariales y a la demanda de ocio.

Las declaraciones de Seculini se dan dentro del marco del cierre de algunos locales nocturnos de la ciudad de Jesús María, los cuales fueron controlados y sancionados en las últimas semanas, por incumplir con la legislación vigente sobre la capacidad admitida en dichos locales.

«El Concejo Deliberante está trabajando en la modificación de la legislación – que no es absolutamente necesaria para cumplimentar lo que nosotros estamos pidiendo en este momento-«, señaló el funcionario.

Seculini expresó que Jesús María necesita una legislación en materia de Espectáculos Públicos que sea «mucho más moderna y cumpla con exigencias de nuevas actividades que se realizan.

Tengamos en cuenta que el Código tiene más de diez años y hay actividades que se comenzaron a desarrollar posteriores a esta sanción», dijo.

Bares reabiertos

En ese sentido, el ex secretario de coordinación de gobierno expresó que los bares y/o confiterías de la ciudad ya están trabajando con permisos provisorios hasta que se termine de completar la documentación pretendida.

«Estuvo tranquilo. Hay que destacar la predisposición de los propietarios de estos lugares, dijo Seculini, quien destacó que la documentación solicitada es en concepto de certificados de autoprotección que hacen a «cuestiones estructurales y edilicias para establecer la capacidad de estos lugares para trabajar», lo cual implicó la intervención del Juzgado de Faltas y las sanciones para los locales que incumplían con la norma.

En relación a la posibilidad de que algún privado iniciara acciones legales en contra de la municipalidad, Seculini manifestó haberse reunido con letrados que representaban a algunos empresarios, llegando a buen puerto: «entendieron el sentido de estos controles que se realizan desde el municipio y obviamente hubo mucha predisposición de cumplimentarla», dijo.