El alcohol y las drogas detrás de la violencia en La Dormida

Son factores que podrían vincularse a los recientes hechos de violencia en la localidad norteña. La Intendenta de la ciudad señala que son casos aislados y apunta al compromiso de la comunidad para evitar nuevos incidentes.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

La localidad del Norte de Córdoba ha sido noticia esta semana tras un preocupante hecho de violencia. Luis Carlos Monzerrat de 74 años de edad, recibió una brutal golpizatras regañar a dos jóvenes el pasado 9 de julio.

Con cerca de 8000 habitantes, la población del Norte de Córdoba se vio sacudida por el violento hecho el cual fue calificado como «aislado» por Cristina Maldonado, intendenta de la ciudad.

La intendenta vinculó estos hechos al alcohol y a otras drogas ilegales: «Siempre en algún recoveco hay gente sin escrúpulos que vende a menores.»

Este lunes un importante grupo de vecinos de la localidad de San José de la Dormida, se congregaron frente a la comisaría local para exigir mano dura contra la droga, informa el Portal Informados Diario.

El involucramiento de los padres y la apuesta por actividades sociales y deportivas parecen ser las vías más correctas para evitar la violencia. La intendenta apeló al trabajo en la comunidad y repudió cualquier acto de incitación a la violencia: «No podemos incitar más a la violencia como se está haciendo (…) tenemos que hacer algo como sociedad para incluir a todos.»

EL HECHO

El pasado sábado Luis Carlos Monzerrat, de 74 años, sufrió una brutal paliza luego de regañar a dos jóvenes que a plena luz del día orinaban en la puerta de su casa.

En ese instante, ambos muchachos comenzaron a increparlo preguntándole si “se las tiraba de malo y si quería pelear”, y por la fuerza lo metieron dentro de su casa donde comenzaron a pedirle dinero y golpearlo salvajemente. A trompadas en la cara y la cabeza lograron tirarlo al piso para luego pisotearlo, sin que el hombre pudiera ejercer la menor resistencia. Gritaba, pero nadie lo escuchaba y cuando intentaba levantarse continuaban golpeándolo, relata el portal. Mientras esto ocurría, los adolescentes “fuera de sí” revolvieron toda la casa y destruyeron la moto guadaña que utiliza Monzerrat para trabajar. Incluso le habrían robado la billetera que tenía tan solo $50.

El anciano convive en esa vivienda con su hija de 45 años, Susana que es “sordomuda”, y que en ese instante estaba durmiendo. Al parecer uno de los agresores la despertó, y al ver lo que ocurría, corrió dos cuadras para pedirle auxilio a otros familiares.

En ese momento cesó el brutal ataque, pero el anciano quedó mal herido y sangrando en el piso. Según la familia de la víctima, el traumático episodio duró alrededor de 40 minutos.

Minutos después llegó la policía y detuvo a los jóvenes, ambos de 18 años de edad. Uno es vecino de la víctima y el otro es hijo de un comisario de la localidad. Las especulaciones giran en torno a que los agresores habrían estado bajo los efectos del alcohol y estupefacientes.

Ambos quedaron alojados en la Comisaria local y fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Instrucción de la ciudad de Deán Funes, quien los imputó por los delitos de “Lesiones leves, amenazas y violación de domicilio”.