«Le suplico al gobierno que nos escuche»

Lo dijo Gladys, tía de Bianca, la pequeña de cinco años que quedó en silla de ruedas tras un accidente en la Ruta camino a Ascochinga. Piden que el gobierno le de los dos respiradores necesarios para que pueda volver a su casa. La buena: vecinos, amigos y familiares avanzan con la obra de ampliación de la casa de la pequeña.-

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Una de cal

Gladys, tía de Bianca, la niña de cinco años que desde Nochebuena de 2015 está internada en el Hospital De Niños de Córdoba debido a las secuelas que le dejó un accidente de tránsito que protagonizó junto a su familia en la Ruta E66, sigue pidiendo que el gobierno de la provincia de Córdoba cumpla con el compromiso de brindarle dos respiradores para obtener el alta médico.

«Ayer le avisaron a mi hermana que había un respirador y bueno, esperando que se lo entreguen. Le dicen que está pero no se lo entregan y esperando que llegue el otro Bianca no puede volver a su domicilio porque tiene que tener dos por las dudas se rompa uno», explica Gladys.

«Le pedimos al gobierno por favor: Bianca necesita volver a su casa. Luego vendrán los especialistas, la ambulancia. Necesitamos una kinesióloga para la casa», para que asista a la niña en la rehabilitación durante la etapa de rehabilitación.

Gladys asegura que averiguaron en la faz privada el precio de los respiradores: cada uno cuesta unos 180 mil pesos: «Yo creo que no se va a poder conseguir (…) me parece que esto es tema del gobierno», dijo, al tiempo que agregó: «le suplico al gobierno que nos escuche: Bianca está necesitando los respiradores».

Y una de arena

En el mientras tanto, vecinos, amigos y familiares de Bianca y su familia, se arremangaron para avanzar con las obras de ampliación de la vivienda familiar, para que al llegar la niña, pueda contar con las comodidades para recuperar la capacidad de caminar.

IMG_3101

Ya se inició con el trabajo cimental y, a posterior, se avanzará con la construcción de un dormitorio, un baño, ampliación de una sala para la rehabilitación y estudios de Bianca y rampas, lo cual se logró proyectar gracias al apoyo de los vecinos de la región que donaron en materiales de construcción y participaron de las colectas.

«La construcción ya se empezó, están cavados los cimientos, marcados por el arquitecto y empieza la obra de la casita de Bianca (…) Gracias a la colecta que se hizo en Cerámicos Margarita y en Colonia Caroya y con la maratón», dijo Gladys, quien señaló que están al aguardo de la autorización del gobierno nacional para que desde Gendarmería puedan colaborar.

IMG_3103

Nota Relacionada

Bianca sigue esperando sus respiradores para poder volver a casa