Dique el Carapé: Voces para entender el proyecto

Se sumaron opiniones acerca del proyecto que se pretende realizar en cercanías de la localidad de Ascochinga. Las opiniones de legisladores, productores y ambientalistas.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)


El legislador provincial por el Departamento Totoral Carlos Ciprian, la ex Senadora Nacional Norma Morandini y actual Directora del Observatorio de Derechos Humanos del Senado, el Presidente de la Sociedad Rural de Jesús María Luis Picat, y la Administración Nacional de Parques Nacionales, explican sus posturas y razones sobre el proyecto de construcción del Dique del Carapé.

CIPRIÁN LLAMÓ A CEDER PARA LOGRAR LA SOLUCIÓN COLECTIVA

«La importancia es que cada uno se ponga en el lugar de otro», esta es la postura que deslizó este mediodía el Legislador por Totoral Carlos Ciprián. Consultado sobre la construcción del Dique El Carapé en la zona de la Reserva Ambiental de la Defensa de Ascochinga pidió empatía entre los vecinos de la cuenca:

«La empatía para que «los del alto» se pongan en lugar de «los del bajo» y «los del bajo» en el «del alto» (…) empatizar es ceder un poco para que cada uno de estos inconvenientes, que no han sido pocos, dejen de ocurrir.» – expresó Ciprián.

El legislador señalo que son más de 100 las hectáreas de piedemonte y de la zona baja las que se llevo el río en 2015. Árboles, lodo y troncos tambien dificultaron la salida del río a la laguna Mar Chiquita.

Sin embargo el legislador recalcó que los diques no son las únicas obras necesarias, sino «la conservación de suelo de los campos»:

«Tienen que sistematizar todo el piedemonte, con una pendiente pronunciada con curvas de nivel, terrazas y lagunas de retardo (…) el monte no está más, es muy difícil reponer el monte, hagamos los trabajos dentro de los campos, los dueños de la tierra tenemos que ser empáticos.»

Finalmente el legislador ubicó al estado provincial en el eje de la coordinación: «El estado tiene que estar a la cabeza de una construcción colectiva de todos.»

LOS PRODUCTORES DE LA SOCIEDAD RURAL APOYARÁN LA CONSTRUCCIÓN DEL DIQUE

Desde la Sociedad Rural de Jesús María también manifestaron su apoyo al proyecto del Dique en el Río el Carapé:

«Apoyamos toda obra que busque remediar, en si a la obra hay que apoyarla, técnicamente no podemos dar fundamentos, la provincia es quien debe dar los fundamentos.» – expresó hoy en Radio Jesús María Luis Picat.

PARQUES NACIONALES ESTARÁ EN LA AUDIENCIA Y ADVIERTE SOBRE LA POCA INFORMACIÓN

Fuentes de Parques Nacionales adelantaron que una delegación participará de la audiencia y que la reserva está y permanecerá activa y con su actual status. Sin embargo remarcan que no han recibido la información suficiente y los datos estrictos del proyecto.

NORMA MORANDINI CALIFICÓ LA SITUACIÓN DE «IMPROVISACIÓN»

La Directora del Observatorio de Derechos Humanos del Senado y ex senadora de la nación expresó su punto de vista sobre la obra en un comunicado enviado a los medios de comunicación:

«No son pocas las irregularidades que nos preocupan. Entre ellas, que la licitación de la obra del dique se haya publicado antes de que se iniciara el proceso para obtener la Licencia Ambiental, formalizado con la presentación del Estudio de Impacto Ambiental el 12 de mayo. Entre otras carencias, el Estudio no considera los impactos ambientales que generará el desvío de la ruta E 66 y si bien se establece que deben plantarse tres árboles por cada uno que destruya la construcción del dique, no se especifica dónde ni en qué condiciones se implantarán. Las contradicciones no paran ahí: se dispone que la obra demorará un año, pero en el Pliego Particular de Condiciones se fijan 540 días. Además, se le permite al oferente la posibilidad proponer cambios tecnológicos y alternativas de proyecto, lo que convierte al Estudio de Impacto Ambiental en superfluo porque analiza un proyecto que podría no ser el definitivo. (…) No se trata de no hacer las obras, se trata de no hacerlas a las apuradas, en medio de un área protegida, sin estudios técnicos sobre su viabilidad y sin que las regiones confronten cuando comparten las mismas cuencas hídricas. No deja de ser paradójico que en tanto los vecinos de La Granja debieron organizarse por causa de la falta de agua, los vecinos de Jesus María demanden un paredón que les impida el paso del agua cuando hay crecidas. El trasfondo grave de esa paradoja es que se presente como solución a las inundaciones obras que generarán, precisamente, los impactos ambientales negativos que nos condujeron hasta acá, como la deforestación irracional.« – expresa el comunicado.

NOTAS RELACIONADAS