Luis María Rodríguez: una vida de constancia, trabajo y emprendimientos

► Jorge Parodi dialoga con el empresario Luis María Rodríguez. ► Hace 50 años inició un emprendimiento que actualmente abarca diversos rubros de la producción. ► El grupo Luis María Rodríguez desarrolla una intensa actividad económica en áreas como la agricultura, ganadería, comercio, transporte y maquinaria agrícola. ► En esta entrevista conocemos su historia de vida y el progreso permanente de su apuesta productiva.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

ENTREVISTA | Luis María Rodríguez

Luis María Rodríguez, hijo de inmigrantes españoles, nació en Despeñaderos el 17 de octubre en 1944. Es un trabajador incansable, un visionario que hace más de 50 años inició un emprendimiento agropecuario que evolucionó hasta convertirse en líder nacional.

El amor por su trabajo está en los genes: «Mi papá me enseñó a querer el campo», explica en Radio Jesús María.

Rodríguez es el fundador de la firma que lleva su nombre. Actualmente, el grupo dirigido por su hijo Luis Alberto, desarrolla negocios vinculados a la producción agrícola, ganadera, comercial, de transporte y maquinaria rural.

El camino para lograr todo esto no fue sencillo:

«Hay que aguantar, tener un poco de suerte y ponerse al frente de las cosas», explica.

Actualmente, 150 personas trabajan en las distintas empresas que integran el grupo, muchas de ellos, jóvenes entusiastas.

Durante todos estos años, el Grupo Luis María Rodríguez, no perdió su esencia familiar y ni su compromiso social. Trabajo, trabajo y más trabajo fue la clave del crecimiento.

Compromiso con la producción y la comunidad

Luis María Rodríguez trabajó desde muy chico en el alquiler de campos.  Primero, en sociedad con dos hermanos,  luego, en 1962, de manera independiente con un campo de solo 80 hectáreas.

En 1981 Luis María decide extender la superficie incorporando 1650 hectáreas ubicadas en El Saladillo, norte de la provincia de Córdoba. Allí apostó al desarrollo agrícola – ganadero en campos que se consideraban “improductivos”. Inició la actividad con mucha dedicación y compromiso, contando con una estructura de 10 colaboradores.

Entre 1987 y 1995 Rodríguez fue intendente en su ciudad Despeñaderos.

«En la política no gané nada, todo se donaba (…) hicimos muchas cosas porque era un pueblo muy desactualizado», recuerda Luis María.

En 1998 se radicó con su familia en Jesús María. Aquí formó el centro administrativo que aún gestiona la actividad agrícola-ganadera en la provincia de Córdoba y Santiago del Estero.

En 2001 Luis María adquirió uno de sus campos más importantes y representativos, conocido como “El Vence”, ubicado en San José de la Dormida. Un año después inició su expansión hacia Santiago del Estero, adquiriendo campos ubicados al sur de la provincia, principalmente destinados a la ganadería.

En 2017, Luis María cedió la dirección de la empresa a Luis Alberto Rodríguez, su hijo mayor. Esta administración impulsa la profesionalización en los equipos de las distintas áreas de la empresa y la digitalización de la información.

El nuevo campo argentino

Actualmente, la empresa transmite la evolución del campo argentino, el avance tecnológico, profesional y estructural en el sector, sin dejar de lado la experiencia, la familia, la tradición, el conocimiento y la cultura de trabajo heredada por generaciones pasadas.

La unión de estas ideas, evolución, tecnología y estructuras modernas, se ponen de manifiesto en el concepto corporativo del Grupo LMR: «El Nuevo Campo Argentino». La segunda generación está liderada por Luis Alberto Rodríguez, director general del grupo; Tomás Rodríguez, ingeniero agrónomo y encargado de hacienda; Trinidad Rodríguez, contadora pública, desempeñando su profesión en la organización; y Agustín Rodríguez, estudiante de agronomía y miembro del directorio junto con sus hermanos.

 

 

NOTAS RELACIONADAS