Inseguridad en Estación Caroya: «trabajan fácilmente dos horas a boquetazos»

El empresario Carlos Cazenave denunció que sufrió cinco robos en un año y medio dentro de su depósito. Se llevaron hasta el inodoro del baño. Cansado, evalúa mudarse del lugar.
Compartilo con alguien:
Carlos Cazenave, víctima de los robos

El sector de Estación Caroya está siendo blanco de numerosos hechos delictivos. Uno de ellos tiene como protagonista a un depósito de máquinas, herramientas y tareas de mantenimiento.

Allí, Carlos Cazenave tiene su empresa en el predio del boliche ex María Bonita y asegura que toda la zona que va desde entre Arcor y el puente, es zona liberada.

Los robos fueron creciendo y con ellos, la modalidad y la cantidad de elementos que los delincuentes se llevan. En los últimos hechos implementaron boquetes en la pared, burlando rejas, alarmas y cámaras.

«Lo peor de todo es que los vecinos están resignados y no hacen las denuncias (…) te sugieren que entres a grupos de Facebook y compres lo que te robaron”, sintetizó.

Cazenave sostuvo que ya perdió la cuenta de la cantidad de dinero que le robaron ya que sustrajeron desde herramientas, cables, reflectores hasta mates, termos y el inodoro del baño.

Destacó que, para frenar la ola de inseguridad, hay que realizar un trabajo en conjunto entre la policía, las autoridades municipales y la comunidad.