Bomberos de Deán Funes colaboran en los incendios de Corrientes

Cuatro efectivos pertenecientes al cuartel del norte cordobés partieron el pasado jueves junto a otros colegas de toda la provincia. "Tuvimos tres días complicados por las altas temperaturas", contó Juan Pablo Palacio, integrante de la institución.
Compartilo con alguien:
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter

AUDIO | Juan Pablo Palacio, bombero de Deán Funes

Durante diez días, personal de la localidad estará en la provincia que hoy está sufriendo un desastre ambiental producto de las llamas que no cesan desde hace 40 días.

En la tarde de este lunes, fueron reasignados a otro foco luego de contener el fuego en la capital de Corrientes. La nueva misión es en Colonia Carlos Pellegrini, a 354 kilómetros de ese punto.

Las jornadas son largas ya que empiezan temprano por la mañana y concluyen a la tarde por cuestiones de seguridad debido a que en la zona hay animales ponzoñosos como arañas y víboras por lo que la visibilidad es clave para prevenir accidentes.

Las condiciones climáticas no fueron favorables y pese a que hubo lloviznas, no bastaron para aplacar los incendios. Palacio contó un diálogo que mantuvo con un productor quien afirmó que desde hace tres años, no llueve lo necesario para poder sustentar el campo.

En la actualidad, ya arribaron a Corrientes 45 efectivos de la Federación de Bomberos Voluntarios de Córdoba, Brigadas ETAC y diez móviles. Consultado sobre las sensaciones al observar los paisajes, Juan Pablo mencionó que la zona de los Esteros del Iberá «está todo seco».

«Es una desolación bastante importante (…) acá es mucho llano, no se termina de ver la quemazón que ha sido tan grande. Se han quemado kilómetros y kilómetros de campo, se perdió mucha fauna»

Sostuvo que el recibimiento a las delegaciones cordobeses fue excelente y que la gente del lugar es muy solidaria y agradecida del esfuerzo realizado.

En cuanto a equipamientos y abastecimiento, afirmó que bomberos poseen todo lo necesario pero sí hay mucha demanda para los pobladores que, en algunos casos, tuvieron pérdidas totales.

Lamentablemente, Palacio afirmó que no es el único incendio de grandes dimensiones en el que participó. «Somos bomberos forestales, estamos acostumbrados a trabajar», finalizó.