Un robot, monopatines eléctricos y un sistema informático de alta complejidad

Llegada la pandemia, “salir de la farmacia física e incorporarse en lo que es la tienda virtual”, fue uno de los impulsos de todos estos cambios tecnológicos con los que hoy cuenta Farmacia Danoitti. Un robot alemán con más de 20 mil medicamentos, computadoras “beauty point” para interactuar con el cliente, turneros digitales y monopatines eléctricos, son las herramientas centrales que los empleados usan para comercializar los productos y ofrecer una buena atención.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
AUDIO | Julio y Tomás Daniotti, Propietario de la Farmacia

En diálogo con Radio Jesús María, Julio Daniotti comentó que la principal causa de sus inversiones tienen que ver con «devolver todo lo que se les dio», haciendo referencia a la ciudad y al hecho de comenzar desde cero y «sin nada».

Algo característico, que llama la atención a la hora de comprar, es la inversión tecnológica con la que Farmacia Daniotti apuesta, a la hora de incorporarlo en sus ventas comerciales. En primer lugar, un robot de tecnología alemana, que funciona como un gran contenedor con más de que tiene 20 mil medicamentos.

Según comentó Julio, estas inversiones en tecnología tienen tres objetivos claros; atender al cliente sea bien atendido, lo más rápido posible y pueda encontrar con facilidad los productos que busca. La aplicación del robot ya está en la farmacia central, sucursal de Tucumán y en Villa del Totoral y permitiendo múltiples beneficios.

» Los empleados atiendan más rápido, los clientes esperan menos y no hay error en dispensa, control de stock ni vencimiento», refirió el propietario. Además la empresa se beneficia en tener un control de lo que son las ventas.

Otra inversión de período de prueba, son los monotines eléctricos para realizar envíos a domicilio, «hasta ahora vienen bien las pruebas, de seguir así los vamos a incorporarlos de forma definitiva».

Se suman últimas herramientas tecnológicas, la computadora «beauty point» que está al alcance del cliente para que pueda interactuar con el comprador y buscar los productos por rangos de precios, género, lanzamientos, marcas y demás. Por otro lado, el sistema informático se renovó completamente, «se cambiaron por computadoras nuevas, se sacaron las impresoras fiscales y se remplazaron por puntos de venta digitales con impresoras digitales».

Llegada la pandemia, salir de la farmacia física e incorporarse en lo que es la tienda virtual fue uno de los impulsos de todos estos cambios.