La basura que todos generamos y nadie quiere

La zona rural de Colonia Caroya atacada a diario con residuos domiciliarios. Esta vez el reclamo vino del Barrio Tronco Pozo donde se exponen imágenes ante el hartazgo de los reiterados hechos. Se encontraron hasta cedulones con nombres de contribuyentes.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Caminar por la zona rural de Colonia Caroya suele ser una de las mejores postales salvo que desde hace unos años la desidia de los mismos vecinos convierten estos tranquilos corredores, calles de tierra con poca población, en verdaderos basurales a cielo abierto.

Como contra cara el municipio dispone de nuevos recorridos para recuperar los residuos domiciliarios, hace descacharrados y tiene un cronograma para recolección de verdes.

No hay caso. Hasta donde abundan los carteles pidiendo “NO ARROJE BASURA “, la gente sigue depositando sus desperdicios.

Basura 3

El Barrio de Tronco Pozo con una activa comisión del Centro Vecinal hoy a cargo de la Sra. Maricel Bergagna, no es la excepción de la zona rural. En los habituales recorridos por su jurisdicción casi a diario detectan basura de todo tipo, y en el último caso expuesto en la red social Facebook, muestran hasta cedulones con el nombre de contribuyentes locales a los que se les podría adjudicar la propiedad de la basura.

Basura 5

Ya en casos similares desde el municipio lograron multar a otros vecinos que fueron vistos o dejaron su rastro en el desecho arrojado a la vía pública es de esperar que lo mismo suceda, aunque el problema de fondo es un cambio de conducta en la sociedad en general. Entender que sacar de mi casa lo que no sirve para dejarlo en la calle no nos libera de la contaminación.