El Chaqueño y Ulises con Anfiteatro colmado

Con 24.608 entradas vendidas es la jornada más importante del festival. Un show de 2 horas del Chaqueño y otras tantas de Ulises coronaron una noche inolvidable.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

La jornada del viernes se vivió con un anfiteatro colmado y un clima festivo de mucha alegría. Desde la tarde, a pesar del calor, se vio mucha gente en las adyacencias del predio buscando su entrada y preparándose para ingresar para disfrutar la novena jornada.

En el campo de jineteada se realizaron las 81 montas de la fecha, en las tres categorías: Crina limpia, Gurupa Sureña y Bastos con encimera. Se empieza a palpitar el final campeonato y la emoción acompaña todos los bloques de jineteada.

Un último bloque de jineteadas fue la última actividad en el campo que recibió a caballo a la figura central de la noche del viernes; el Chaqueño. Oscar Palavacino entró a caballo, escoltando una bandera argentina y recorrió todo el perímetro del campo saludando al público, mientras en el escenario su banda hacía sonar unos acordes acompañando su llegada. 

“Soy música, voz y tradición / Con orgullo un criollo argentino /soy el Oscar Esperanza Palavecino / y siempre chaqueño seré” recitó antes de empezar a cantar y desplegar en el anfiteatro una fiesta de folklore salteño ante un público que lo siguió y ovacionó en repetidas ocasiones.

 “Gracias por sacarse el miedo y hacer de Jesús María lo que tiene que ser”, señaló. Uno de los momentos más destacados de su presentación fue la participación del “changuito coplero”, Victorio Rubén Barbosa, que recitó unas coplas despertando el cariño y la emoción en el público

El cierre de la noche estuvo a cargo de Ulises Bueno, uno de los referentes más importantes del cuarteto cordobés, quien fue recibido por un campo lleno de gente dispuesta a seguir la fiesta