«Mi sobrino se salvó porque Dios fue grande»

Así lo expresó Enrique Roldán sobre la caída de un árbol encima de la carpa de Los Muchachuchos. El propietario aseguró que reclamó por el estado de la planta en varias oportunidades.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Enrique Roldán, propietario

Cerca de las 14 horas, un árbol de grandes dimensiones aplastó la estructura ubicada en calle Cleto Peña, a metros del anfiteatro José Hernández.

En ese momento, había varias personas trabajando por lo que la situación podría haber tenido otras graves consecuencias. El sobrino de Enrique es quien resultó herido por un hierro en la cabeza que le hizo un corte.

Roldán contó que en diversas ocasiones a lo largo de diez años elevó reclamos al municipio y pese a que se comprometieron a resolverlo, no sucedió.

«La planta se movía y estaba floja», resumió. Además, mencionó que detrás hay un caño que, por las perdidas de agua, pudrió las raíces.

«Esa carpa me esta dando de comer, es una fuente de trabajo», aseguró.

Dolido por el hecho y por la cercanía con el comienzo del festival, sostuvo que 20 por 10 metros de carpa «no sirve más» y que el costo de los daños supera los 200 mil pesos. Desde el municipio, se comprometieron a colaborar con la situación.