El dolor en primera persona, familias que se enfrentaron al fuego

Testimonios de vecinos de diversos parajes que atravesaron momentos angustiantes. En algunos casos, perdieron animales, no tienen servicios y deben volver a empezar.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Elsa Contreras, vecina zona El Pértigo

AUDIO | Héctor Mosconi, jefe comunal Chuña Huasi

AUDIO | Doña Negrita, campo La Colorada

AUDIO | Marcelo Albarracín, vecino cercano al Paraje El Paraíso

AUDIO | Nancy Salazar, vecina Paraje La Torilla

Detrás de los reportes y las cifras, hay historias de personas que eligen el campo como su medio de vida y hoy que, atraviesan una difícil lucha.

Más allá de las particularidades de cada caso, los une el espíritu solidario que lejos de disminuirse por haber perdido todo, se potencia para salir adelante.

Aquí, un repaso de breves relatos para poner nombre y rostro a la desolación que han dejado las llamas a su paso.

Nancy

Paraje La Torilla. Allí viven un puñado de familias que entrelazaron sus manos para defender lo que podían del avance del fuego.

 “Se nos llenó la casa de humo adentro, estábamos asfixiados (…) estamos bien, gracias a Dios, con vida que es lo más importante”, expresó .

Las llamaradas frenaron en la entrada de su vivienda y consumió la vegetación alrededor, sin la presencia de ayuda externa alrededor

Como consecuencia, se cortó la luz en el sector y no disponían de energía para que la bomba de agua funcionase por lo que tampoco cuentan con ese servicio.

Mediante un generador están tratando de abastecerse, repartiendo “un poquito para cada uno porque somos muchos”.

Héctor

Nacido en el Paraje La Totorilla aunque en la actualidad lidera la comuna de Chuña Huasi. Los incendios más graves fueron el sábado por la tarde a los que describió como “un infierno”.

Contó que la zona es una comunidad de pequeños productores de cabras y vacas. En su caso, perdió dos toros y vacas que estaban en el corral.

Después de que pasó el momento más peligroso, en una camioneta, salió a repartir bidones de agua para las familias ya que no contaban con agua ni energía.

El jefe comunal aseguró que desde la Cooperativa de San Francisco del Chañar empezarán a cambiar, en el corto plazo, los postes dañados para recuperar la provisión.

También destacó que mantuvo diálogos con autoridades provinciales los cuales les confirmaron que están previstas charlas con los productores para conocer las necesidades.

Elsa

Vecina de El Pértigo donde posee 45 hectáreas. Según sus cálculos, en el año 75’ fue el último incendio de gran magnitud.

Relató que los rumores entre los habitantes indican que dos rayos caídos iniciaron las llamas. Mientras habla, una columna de fuego se soma por detrás.

En esa larga y penosa espera, compartió sus recursos con bomberos y policías a quienes les daba agua y alimentos.

 “Nosotros no le cerramos la puerta a nadie. Toda la vida abrimos las puertas porque todo caminante, por algo anda caminando”, manifestó.

Marcelo

Junto a los suyos, estuvo hasta las dos de la madrugada tratando de salvar la vivienda ubicada en cercanias del Paraje El Paraíso.

Sus recuerdos estiman que hace 20 años hubo otro episodio similar pero en esta oportunidad, “no se salvó nadie”.

En su caso, murieron diez yeguas criollas que resguardaba en los alrededores mientras que su jefe tuvo el desenlace de 50 vacas quemadas.

Negrita

Vive en campo La Colorada hace muchos años acompañada de su marido, a 17 km de la ruta.

Muy angustiada sostuvo: “estamos solos. Llamamos a la policía no pasan, los bomberos tampoco».

Foto: Daniel Cáceres