Federico Rupil, oftalmólogo galardonado en Premios Pio León

Oriundo de Jesús María, con quince años de desempeño en el mundo de la medicina, fue reconocido por su compromiso social. Proviene de una familia numerosa y realizó importantes viajes para desempeñar acciones humanitarias en diferentes partes del mundo.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
AUDIO | Doctor Federico Rupil, Oftalmólogo

Federico Rupil fue galardonado el pasado martes en los Premios Pío León por su labor y compromiso social. Con 41 años, desde joven comenzó a involucrarse en el mundo de la medicina y es médico oftalmólogo recibido de la Universidad Nacional de Córdoba. Además forma parte del Rotary Club Guanusacate desde su fundación y fue su primer presidente. 

Oriundo de la zona, proviene de una familia numerosa, hermano mayor de seis y hoy en día recorre más de quince años de profesión. Refirió al hecho de haber sido ganador de los premios Pío León:

“Es muy emotivo para mi, no es algo para lo que uno trabaja, en este caso puntual no es concurso, es algo que la gente estimó que yo debería tener este reconocimiento, yo n tengo mucho que decir, más que recibir este regalo de la gente”. 

Entre infinidades actividades destacadas dentro de su trayecto, una de sus labores fueron las misiones humanitarias en oceánia, junto al proyecto Taveuni, donde participó desde el 2017 en vinculación con el Club Rotay. Una idea que surgió con un grupo de rotarios, médicos y demás adherentes que participaron hasta llegada la pandemia. “ Siempre fui adherente, por eso digo que hay que reconocer a un grupo”, comentó.

Describió a la medicina como una vocación que eligió desde hace mucho tiempo y caracterizó su profesión como un servicio a la sociedad, “ la oftalmología  es algo que me gusta y me apasiona”.  Al referirse al Rotary comentó la importancia del Club como labor servicial que involucra la medicina, sociedad, educación, control de enfermedades, saneamiento, pobreza, ambiente y otras cuestiones que refieren a las necesidades de la gente. Entre estas cosas, “ la medicina está hermanada, dentro de lo que es el Rotary”, refirió. 

Entre más proyectos, habló sobre el asesoramiento a niños de escuelas primarias, en un proceso de “descubrir, investigar y prevenir” enfermedades como ceguera, miopía y otros asuntos vinculados que puedan llegar a subsanarse. 

Finalmente, el ganador refirió li importante que es para él la gente y el cariño de la misma.  Actualmente ejerce en Boulevard Agüero 487, centro con otros colegas y en el norte de la provincia.