Falleció Pedro Oliva, ex intendente de Jesús María

Gobernó la ciudad entre el 84 y el 87. También fue titular del ANSES. Pasó sus últimos años en Colonia Caroya.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Murio Pedro Alberto Oliva ex Intendente Municipal de Js Ma (’84/’87), oriundo de Cruz del Eje, pero fue aquí donde armo su familia, se desempeñó como comerciante y político. Presidente de la Juventud Radical en los años duros del ’70, lo llevarían a ser parte de la lista de Concejales en el ’83. Luego con la renuncia del Intendente Miguel Cabuchi, en febrero del ’84, sus pares lo elegirían Intendente. Cargo que ocupó hasta noviembre del ’87, para ocupar el cargo de Secretario Administrativo de la Cámara de Diputados de la Pcia. Finalizado su mandato fue Asesor en la Cámara de Diputados, y años después, en el gobierno de la Alianza, titular del Anses Js Ma.
Controvertido, radical, miembro de la mítica Renovación y Cambio, sector que llevaría a Raul Alfonsin al gobierno.
Le tocó liderar la refundación e instauración de la democracia en Js Ma., su gobierno, quizás sea revalorizado en el tiempo, y puesto en el lugar que merece, el de la Planificación de las Grandes Obras que permitieron cambiar la Ciudad.
Desagües (calle P.J Frias, Estrada, Córdoba), Cementerio Parque, remodelacion Plaza San Martin, pavimentación calle Miguel Juárez, Paseo del Huerto/Laprida, red de agua potable (B° Costanera entre otras), cloacas, remodelación Balneario, Terminal de Omnibus. Algunas iniciadas en su mandato, otras continuada por su sucesor Miguel Picat y los otros gobiernos que le sucedieron.
Como otro gran intendente radical, Pizarro, supo tener un equipo eficaz de colaboradores que estuvieron a la altura de los tiempos que les toco gobernar.
Debieron pasar mas de 15 años, hasta que se vuelve a retomar una nueva planificación de la Ciudad.
Ya jubilado, se habia afincado en Colonia Caroya, donde despuntaba el hoby de talabartero, y de tanto en tanto el de entonar un tango, su gran pasión musical.

Fuente: Daniel Gatica