¿ Que debe hacer un paciente recuperado de COVID-19 para donar plasma?

Desde el Hospital Vicente Aguero, se pondrá en marcha una colecta de plasma de personas que hayan sido convalecientes de Covid-19. El doctor Zodano delimitó posibles dudas a la hora de donar plasma e importantes requisitos para tener en cuenta.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Ricardo Zoldano, Director del Hospital Vicente Agüero

Este viernes el Hospital Vicente Agüero, realizará «una determinación de anticuerpos», para luego poner en marcha una colecta de plasma de personas convaleciente de Covid-19. Es una incitativa realizada para aportar contra la lucha del covid, para tomar la cantidad de anticuerpos necesarios y luego mediante un cuestionario, seleccionar a las personas que cumplan con las condiciones para ser donantes.

Un dato muy importante para donar plasma, es esperar 21 días del alta definitiva luego de haber contraído Covid-19. Una vez que pasa ese lapazo de tiempo estimado, el paciente acudir algún centro de salud para la realización de una muestra, análisis y serología. Luego de los resultados del laboratorio, en caso de ser correctos se podrá realizar la donación.

Según informó el doctor Ricardo Zoldano, » hay que analizar bien el momento en que se coloca el plasma con anticuerpo» ya que es uno de los momentos claves para que la donación haga efecto. En el caso de colocarlo, en un momento donde ya se desencadenó el periodo agudo y se atraviesa otro periodo como un inflamatorio tardío, no tiene efectividad.

Zoldano explicó que es importante, la aplicación en los primeros momentos de la infección, donde el virus circula por el cuerpo para que el antivirus va y actúa sobre el mismo y corte la evolución del periodo inflamatorio que es el más peligroso (puede generar un estado de terapia intensiva o muerte) .

Algunos requisitos importantes tienen que ver con disponer de un certificado de diagnóstico COVID-19 positivo junto al alta definitiva. Una edad que ronde entre los 18 y 65 años, no haber padecido ningún tipo de cáncer, enfermedades de transmisión por sangre o secuelas pulmonares ni cardiacas.