Las historias de Orlando Morales como movilero

En el día del Movilero, Orlando Morales, excepcional periodista, se comunicó con Radio Jesús María para hacer honor a la fecha y contar algunos de sus relatos y experiencias como movilero. Su trabajo periodístico lo llevó con celebridades reconocidas y a cubrir una gran cantidad de eventos. Recordó sus inicios en la profesión, su trayectoria laboral y a dos de sus maestros y guías, a los cuales les agradece todo lo que es. Hoy en día, padre de familia, disfruta de esta etapa de su vida: la de ser papá y ayudar a crecer a sus niños.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
AUDIO | Orlando Morales, Periodista y Movilero

Este 10 de agosto, se celebra el día del Movilero. Orlando Morales, un excepcional periodista, se comunicó con Radio Jesús María para hacer honor a la fecha y contar algunos de sus relatos y experiencias como movilero. En principio manifestó un gran cariño por nuestra ciudad y comentó que cuando encuentra oportunidad, disfruta mucho de Jesús María.

Morales comenzó a trabajar en Santa Rosa de Calamuchita, en Radio Circuito Cerrado. Sus primeros pasos de vocación periodística surgieron en el año 92 y su importante aporte periodístico con LV2 hasta terminar en Cadena 3 como corresponsal de Buenos Aires. Al hablar de su trayectoria, recordó a destacados periodistas como Víctor Brizuela y Mario Pereyra como sus mentores y maestros de profesión.

«Eterno agradecimiento, fueron dos personas que me abrieron las puertas a un medio grande, fueron personas que me marcaron el camino, fueron muy bueno y generosos conmigo, todo lo que soy se los debo a ellos», recordó.

Su trabajo de movilero, lo llevó a encontrarlo con entrevistas a grandes personajes y una gran cantidad de eventos.

» Se me pasa una película al recordar todo, hay notas tristes como la ida De La Rúa, Cromañón y muchos momentos que viví en la calle. Pero también notas alegres como el cumpleaños de Sandro», expresó nostálgico el periodista.

En honor al día del movilero, Orlando se detuvo a relatar una experiencia graciosa en la que se dirigió a la casa de Sandro, en Buenos Aires. Comentó que la casa del cantante estaba llena de fanáticos y periodistas, de manera que era imposible grabar una nota en la que se escuchara con claridad a Sandro.

» Gracias a la poda de árboles, agarré una rama de 5 metros y le até con cinta el grabador. Parado desde un pilar, grabé a Sandro. La rama se entró a mover, tenía el grabador en la cara de Sandro, que me agarró el grabador, se tentó y dijo «No se puede creer». Asique Sandro tenía con la mano izquierda el micrófono y con la otra mi grabador. Ese audio le sirvió a todos los colegas de la radio», recordó con alegría.

Relató muchas más historias, como la vez que se metió a la cancha de River vestido de médico junto a las ambulancias. para cubrir un partido de fútbol.

Hoy en día, padre de familia, Orlando tiene dos hijos, Jeremías y Juan Cruz, el cuál comentó que vive para ellos y disfruta de esta etapa de su vida: la de ser papá y ayudar a crecer a sus niños.