Azul, la bebé con Síndrome de Williams

Marcela, mamá de Azul, comentó a Radio Jesús María que tuvieron dificultades para recibir una adecuada atención médica. Luego de ser rechazada por una mutual y tener que pagar 19 mil pesos para su atención, su madre logró hacer atender a su hija en un centro de Unquillo. Dada la poca información que hay sobre la enfermedad en la zona, Marcela junto a la legisladora Paola Nanini, tiene la intención de formar una futura asociación para personas con esta enfermedad.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Marcela, mamá de Azul

Azul es una bebe caroyense con síndrome de Williams. Según comentó su madre Marcela, tuvieron dificultades para recibir atención médica mediante la mutual SIPSSA. Luego de una intervención con abogados, la familia logró que su hija tenga la posibilidad de recibir atención con la condición de pagar 19 mil pesos.

«Con su discapacidad no debería pagar nada», expresó Marcela.

Dada la situación, la familia de la bebé, decidió recurrir a las autoridades. Como respuesta el secretario de Salud de Colonia Caroya, les propuso atención médica en un centro de rehabilitación de Unquillo.

Marcela comentó que luego de estabilizar la salud de su hija, junto a la legisladora Paola Nanini, estará organizando la formación de una futura asociación en la zona. Dado a que en Colonia Caroya hay muchos casos de esta enfermedad, el objetivo es poder brindar información y contención sobre lo que es el Síndrome de Willams.

«Existen asociaciones en Buenos Aires pero en Córdoba no hay. La idea es brindar información y contención para las personas que pasen por esta situación», explicó.

La enfermedad del síndrome de Williams, trata de una discapacidad intelectual, las personas que lo padecen tienen bajo peso, talla pequeña, problemas en el corazón y de motricidad. Requiere de la realización de terapias y tratamientos para evitar consecuencias y complicaciones a largo plazo. Sin embargo, en caso de tener la atención y seguimiento médico adecuado, pueden llevar una vida normal.