Atención odontológica en pandemia: distintas aristas problemáticas

►José Érmoli, Presidente del Colegio de Odontólogos de la provincia, explica que frente a la pandemia, la modalidad de atención en consultorios odontológicos ha cambiado. ► Los gastos requeridos por bioseguridad, los protocolos para evitar contagios en ámbito de consultorio y gastos adicionales, remiten en costos que mutuales y obras sociales no cubren. ► Las obras sociales están generando una cobertura entre el 30 y 40% del valor real de las prestaciones.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | José Érmoli, Presidente  del Colegio Odontológico de la Provincia de Córdoba

 

 

Un problema que se agudizó con la pandemia, tiene que ver con el sistema prestacional de obras sociales y mutuales, que vende sus planes con cobertura del 100 % en odontología, sin cubrir el servicio a la hora de gastos. 

José Érmoli, Presidente del Colegio Odontológico de la provincia de Córdoba junto con otros colegios del país,  elaboran estructuras de costos (con un estudio a priori) en dónde se compran todos los costos operativos para desarrollar una prestación, que cumpla con todas las pautas científicas técnicas de bioseguridad y que permitan al profesional poder seguir desarrollarse. 

“ El problema radica en lo que pagan las obras sociales con estas prestaciones que son aranceles magros, que no logran cubrir los costos de desarrollos de prestaciones”, explicó José. 

Las obras sociales están generando una cobertura entre el 30 y 40% del valor real de las prestaciones. Por ello muchos profesionales para poder desarrollar un trabajo de calidad, con una renta para poder seguir capacitándose y reinvirtiendo en los consultorios,  deben cobrar una diferencia arancelaria, es decir un coseguro o plus. 

“No está estipulado en convenios, no es viable absorber ese costo que no se está pagando por parte de las obras sociales”, manifiesta el presidente. 

La realidad es que el conflicto no sólo es respecto a la cobertura de obras y aranceles. Las nuevas medidas ante la situación de Covid, protocolos y herramientas de sanitización, hace que sean mayores los costos operativos

La bioseguridad, explica Érmoli, es necesaria para evitar la transmisión de enfermedades en un ámbito de un consultorio odontológico. Sin embargo, estos costos no los puede absorber el profesional y lo hace quien consume el servicio, es decir el paciente. Costos que en algunos casos son cubiertos por las obras sociales  y en otros no son reconocidos. 

“Entre 10 minutos  y media hora, estamos atendiendo a pacientes desde la última vez de uso, para poder desinfectar las herramienta y el lugar”, explicó. 

Émoli como profesional, recomendó que los pacientes en un estado de salud sano, realicen su consulta anual, por lo menos dos veces al año. Explicó que las consultas preventivas permiten anteponerse a hechos y no tratarlos.

 

NOTICIAS RELACIONADAS: