Golpe al narco en Jesús María | Detuvieron a tres mujeres y a su dealer

►Jesús María. ► La Fiscalía Antinarcotráfico dirigió el operativo de allanamientos simultáneos que desbarató tres puntos de venta y apresó a cuatro personas.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Una de las mujeres detenidas ingresando a la sede de la Comisaría de Jesús María

AUDIO | Fiscal Ronan Sobejano

Liliana del Valle Bárcena (41) y Tania Anahí Campos (24), que son madre e hija, y Melina Robles (21), todas con domicilio en el barrio Sierras y Parques fueron detenidas entre la noche del miércoles y el jueves, tras ser allanadas en sus domicilios en los que se halló droga.

También resultó detenida Támara Campana (24), por resistencia a la autoridad, porque agredió a un agente de la FPA mientras resistía el procedimiento en el que fue detenida su hermana Melina que cursa un embarazo de siete meses.

Pero, en realidad, el operativo dispuesto por el fiscal Ronan Sobejano estaba dirigido hacia el dealer de estas mujeres, Claudio Javier Alarcón (28), alias «el chueco», quien resultó detenido en su domicilio de barrio San José Obrero.

Además de las aprehensiones, con la ayuda de canes detectores de narcóticos, se secuestraron 1.195 dosis de marihuana, $ 351.420 y una replica de un arma de fuego, entre otros elementos presuntamente relacionados al fraccionamiento y venta de las sustancias.

A Alarcón se lo venía investigando desde julio de 2019 cuando ingresó la primera denuncia anónima. La investigación logró identificar que el narcomenudista se proveía de la droga en barrio Villa Los Llanos, de Juárez Celman, donde también se concretó un allanamiento que arrojó resultado negativo.

Alarcón portaba una réplica de una 9 mm con la que buscaba intimidar

“Hemos logrado establecer que Alarcón vendía en su domicilio de calle Venezuela, en barrio San José Obrero, que está frente a una escuela (el IPEM 69 Juana Manso de Noronha). Estudiamos la posibilidad de aplicarle un agravante por ese motivo: por vender en frente de una escuela”, explicó el fiscal antinarcóticos.

También, se sospecha que recientemente había sumado a su oferta de droga, la provisión de cartones de LSD, una droga de la que existe poco antecedente local de comercialización. De hecho, el primer procedimiento en el que se incautó esa droga data de octubre de 2020.

Un dato que llamó mucho la atención fue que el “Chueco” no vendía en cantidades pequeñas, fraccionaba por un mínimo de 25 gramos y por un valor de alrededor de $ 9 mil, y tenía abiertos varios kioscos atendidos, mayoritariamente, por mujeres, como si fuese un proveedor mayorista que decidía cuándo y cuánto les enviaba a sus vendedoras.

En todos los allanamientos practicados en Jesús María el resultado fue positivo. En la casa de Alarcón se secuestró la cantidad mayor de marihuana, 600 gramos, pero en la casa de una de sus provistas, se secuestraron 150 gramos.

Y la sospecha es que a ellas también les enviaba de a 100 gramos para que vayan vendiendo. “Tenemos las escuchas que respaldan ese dato. Si bien es cierto que ellas vendían por su cuenta, dependían de la decisión de él respecto de qué manera y en qué tiempo proveerles”, acotó Sobejano.

NOTAS RELACIONADAS