Verano 2021 | Trekking en la naturaleza para ascender al Champaquí

El ascenso al Cerro Champaquí, la montaña más alta de Córdoba ubicada a 2790 metros de altura sobre el nivel del mar, se ha convertido en una opción turística muy elegida en estos tiempos de pandemia.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Hugo Marchisio, guía habilitado por la Agencia Córdoba Turismo para guiar en Zonas de Alto Riesgo

 

Al cerro más alto de Córdoba, el majestuoso Champaquí, se lo puede ascender desde Calamuchita o desde Traslasierra en versiones de dos o tres días.

¿Por qué la gente lo elige? En parte, porque permite una dosis alta de actividad física y porque se desarrolla, mayoritariamente, en la naturaleza y disfrutando del aire libre. Pero también porque muchos le dan un sentido individual y emotivo a ese pisar la cumbre.

Hugo Marchisio es guía habilitado por el gobierno de Córdoba desde 2006, pero viene haciendo excursiones y aventuras en la montaña desde 1998. Más o menos fue contabilizando sus primeros ascensos al Cerro Champaquí hasta que dejó de hacerlos. Calcula que tiene más de 70 ascensos encima.

Se mueve por esa geografía de las Sierras Grandes como un baqueano experimentado. Conduce cada contingente con precisión milimétrica. Sabe dónde proponer un descanso, sabe de qué cursos se puede tomar el agua y de cuáles no, y sabe cómo motivar al grupo cuando el cansancio es agotador.

Y elige de las miles de sendas que tiene ese cordón montañoso -el más viejo de Córdoba y mucho más viejo que la misma cordillera de los Andes- las que permiten economizar distancia y recursos físicos.

No sólo conduce al grupo por el camino correcto, sino que en cada parada y en el propio camino te va contando sobre la fauna, sobre la flora, y hasta la propia historia geológica de esa tierra.

No resulta para nada extraño, entonces, que uno se vaya enamorando del lugar, en paralelo a la exigente caminata y los relatos de este guía habilitado por la Agencia Córdoba Turismo para guiar en zonas de alto riesgo.

Después de tantos ascensos al techo de Córdoba, ¿No se cansa?. Y él explica que no, que siempre encuentra una motivación: “Lo que me moviliza es la emoción que veo que causa en la gente conocer este lugar y este paisaje. La gran emoción que significa combinar el gran esfuerzo de tres días para llegar a su cima”.

En el Champaquí es posible toparse con una combinación de extremos meteorológicos, incluso en el verano. Se puede sufrir mucho calor, mucho frío, lluvia, granizo, niebla.

Marchisio también se refirió a las noticias de los últimos extraviados: “Mucha gente subestima al Champaquí. Tal vez, subió otro cerro y toma esa experiencia como antecedente, aunque quizás se trató de un cerro más benévolo. Pero después se topa con el Champaquí que es muy laberíntico y en el que hay que sortear muchísimas quebradas, y no hay un camino lineal. Sin contar los otros factores como el clima, el cansancio, el estado físico que contribuyen a que la gente se pierda”.

El experimentado guía recomendó haberse ejercitado previamente antes de decidir embarcarse en la aventura, aunque en la montaña tienen un dicho que asegura que para ascender ‘es 70% cabeza y 30% estado físico y piernas’.

Aunque no hay una edad límite para ascender –Marchisio contó que llevaron al volcán Lanin a un hombre de 81 años- el guía hizo una consideración: “Pienso que está en la predisposición de uno y la voluntad. Respecto de la edad, yo calculo que estando bien físicamente y haciéndolo tranquilo se puede llegar siempre. He visto movilizarse gente de entre 60 y 65 años”.