Tras 20 años apostando al mismo número, ganaron 500 mil pesos

► Juan Veceroli, impulsor del grupo de municipales que ganó medio millón en la compra anticipada del Gordo de Navidad, contó la historia detrás del premio. ► Este año fueron 20 integrantes y pusieron 400 pesos cada uno para comprar el completo. ► "La crisis nos lleva a medirnos en todo, esto es un alivio para las fiestas o arreglar la casa", relató.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Juan Veceroli, ganador.

Durante 20 años, la cábala siempre fue la misma. Juan Veceroli, histórico trabajador de la Municipalidad Jesús María creó un grupo de compañeros de trabajo para comprar el gordo de navidad.

Si bien los participantes fueron cambiando, todos los años apostaban al mismo número. El 25728. Incluso, debieron cambiar la agencia inicial y buscar aquella que seguía con ese número.

En este 2020, 20 empleados municipales del obrador de Jesús María se unieron. «Hay gente que puede y  otra que se retira del número. Originalmente de los primeros que quedan somos tres, este año se dio (…) Siempre digo cambiamos el participante, el número no», narró Juan a Radio Jesús María.

«La suerte de los principiantes». «Hay gente que a ultimo momento me dijo que no y lo tuve que reemplazar. Hay tres personas nuevas y hoy se llevan un premio. Pusimos 400 pesos cada uno», contó.

«Cuando arrancamos la primera intención fue comprar tres números, los primero años se juntaron con tres números porque éramos como 60. Después se fueron retirando y cuando llegó el momento me quedé con ese numero. Estaba en una agencia y sale de ahí, con el paso del tiempo la lotería cambia y empecé a buscar la agencia en la que seguía ese numero», precisó.

Juan dijo que no todos se conocen pero trabajan en el municipio de Jesús María. Relató que si bien años anterior habían ganado montos más chicos como para «salvar el número» es el primero con monto grande.

Con respecto a la división del premio y que harán con él, manifestó:

«A alguno le va venir de diez porque la crisis nos lleva a una situación que nos tenemos que medir en todo, es un alivio como para decir viene las fiestas y quiero comerme un lechoncito y lo voy a poder comer (…) Yo me voy a comprar algo para las fiestas o arreglar la casa, siempre hay algo que invertir no va a quedar guardado», cerró.