Los casamientos en la cuerda floja por la pandemia

► "Hay una disminución en la cantidad de ceremonias que se hacen", explica Analía Morsone, jefa interina del Registro Civil de Jesús María. ► En Jesús María sólo hubo 6 y ninguno en Colonia Caroya.  ► La ceremonia sigue siendo la misma, salvo el final: "No se le puede decir al novio que puede besar a la novia porque tiene barbijo".

AUDIO| Analia Morsone, Jefe interina del Registro Civil de Jesús María

La pandemia de la COVID19 ha transformado los hábitos y las costumbre en todo el mundo. La emergencia sanitaria obligó a reformular diversos aspectos de la vida cotidiana y  adaptar ceremonias estructuradas.

Las parejas que quieren casarse en estos tiempos de pandemia lo hacen asumiendo la imposibilidad de la fiesta al corto plazo e incluso la ausencia de seres queridos en la sala del registro civil:

«Hay una disminución en la cantidad de ceremonias que se hacen», explica Analía Morsone, jefa interina del Registro Civil de Jesús María.

El acto civil se suspendió en marzo cuando se decretó el primer tramo del confinamiento para evitar la expansión de la COVID 19. Recién el  29 de mayo se reanudaron los actos, sólo con la presencia de los novios y testigos. En Jesús María hubo 6 uniones y en Colonia Caroya ninguna.

Pero hay razones más importantes vinculadas a esta merma, la aplicación de protocolos para cuidar la salud de funcionarios y vecinos: el Registro Civil sólo puede hacer una ceremonia por día, mientras que antes podía hacer hasta cuatro.

«Hay turnos para el mes de julio, pero es mucho menos que antes de la pandemia», recalca Morsone.

La ceremonia sigue siendo la misma, salvo el final: «No se le puede decir al novio que puede besar a la novia porque tiene barbijo».

NOTAS RELACIONADAS