Emprendedores de alma que ponen el corazón en la mesa

Mauricio y Paola son un matrimonio que hace 14 años eligieron Colonia Caroya para vivir, hace unos meses se lanzaron al desafío de emprender y crearon una propuesta gastronómica con comidas caseras. La Estancita Puesto Viejo es su propio hogar convertido en restaurante donde sólo se sirven sabores tradicionales italianos y criollos sazonados con pasión.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Este matrimonio hace 14 años eligió Colonia Caroya para hacer su casa. Con mucho esfuerzo, siendo empleado Mauricio Jaime y docente su mujer Paola, levantaron su lugar en el mundo.

 

Junto a sus tres hijos idearon Estancita Puesto Viejo, cada fin de semana con reserva previa los sábados y los domingos al medio día, abren las puertas de su quincho y montan la escenografía familiar ideal. Una mesa larga con mantelería y vajilla tradicional, un entorno de campo con vista a las Sierras Chicas, arboledas frondosas y aromas caseros.

De tanto en tanto la música de fondo rompe la paz del lugar, trinar de pájaros, ruedo a la llama de la leña que cocina las carnes en arado de disco, chapa o parrilla, aroma a salsa casera que acompañará la pasta amasada por el mismo Mauricio, el sabor del vino y pan casero, el postre sublime mimo a todos los sentidos.
No hay NO SE PUEDE  para esta familia que pese a tener trabajo decidieron CREAR, » todos los días pensamos qué más brindarle a nuestros comensales , por las noches no dormimos pensando en que no falle ningún detalle» comenta Jaime

 

Transmiten experiencias, dejan sentidos en nuestra memoria para toda la vida y comparten su realidad animando a que otras personas se animen y emprendan » no hay que pensarlo tanto» asegura Mauricio, » no se puede estar esperando que el país estén en tal o cual condición, hay que darle para adelante en lo que uno cree, porque si uno es constante las cosas salen como las esperamos «