La Municipalidad emitió un comunicado tras la denuncia de acoso

►En el texto calificaron lo ocurrido como una "situación de presunto acoso laboral". ►"El municipio actuó como correspondía legal y administrativamente, resguardando tanto los derechos de la empleada denunciante, como así también el respeto a la presunción de inocencia que rige en nuestro ordenamiento legal", señala más adelante.
Entrada al natatorio municipal, lugar donde trabajaba la víctima y el denunciado como abusador.

TE PUEDE INTERESAR: Acoso en la Municipalidad: Los hechos son así como ella dice

URGENTE
Posición de la Municipalidad ante
denuncia por presunto acoso

A propósito de la repercusión pública que han tenido en medios locales y redes sociales manifestaciones de la ex empleada municipal Larisa Monetto, respecto de una situación de presunto acoso laboral sufrido por ella, por parte de un ex compañero de trabajo, consideramos oportuno hacer las siguientes consideraciones:
* El involucramiento del municipio en el tema, a nivel legal y administrativo, fue INMEDIATO. De eso da cuenta el propio expediente abierto para dar curso a la denuncia de la empleada. La denuncia administrativa interna se concretó el 14 de mayo de 2017 y el 17 de mayo, sólo 3 días después, pedimos ratificar esa denuncia ante la Unidad Judicial local e incluso personal de Dinaf acompañó a Monetto en ese trámite, debido a que en principio en Tribunales no querían tomarle su reclamo.
* El mismo 17 de mayo se dispuso a título preventivo, y en función de la denuncia existente, el traslado del empleado acusado de presunto acoso al Vivero Municipal.
* El 30 de agosto de 2017, el mencionado expediente interno quedó en suspenso, obviamente a la espera –como corresponde– de una resolución en la investigación judicial, para luego disponer, si así correspondiese, algún tipo de sanción al empleado en cuestión, en concordancia con lo que determina el Estatuto Municipal.
* Todo lo dicho anteriormente ratifica que este municipio actuó como correspondía legal y administrativamente, resguardando tanto los derechos de la empleada denunciante, como así también el respeto a la presunción de inocencia que rige en nuestro ordenamiento legal.
* Al margen de este caso puntual, el único del que tenemos registro en la organización, la temática de la violencia de género no es ajena a esta Municipalidad, ya que hemos desarrollado políticas públicas tendientes a concientizar sobre la cuestión y a garantizar el pleno respeto de los derechos de las mujeres.
* Al respecto, basta mencionar la vigencia, durante todo 2018, de la Escuela Popular de Género, la participación en marchas del colectivo Ni Una Menos, y la permanente y activa participación de la Dinaf (Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia) en la atención de casos de violencia familiar, de género, etcétera. Más aún: también venimos trabajando junto al colectivo Sí Mujeres, en distintas capacitaciones.
* Estamos decidídamente a favor, en el discurso y los hechos concretos, de trabajar en políticas de género y vamos a profundinzar esa línea con más acciones, que van en sintonía con la ley nacional Nº26.485 de “Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”. Algunas de esas acciones son:
a) Desarrollaremos talleres de sensibilización con perspectiva de género: “Repensar las masculinidades”, involucrando a funcionarios y empleados. Ya hubo un taller semanas atrás y en 2019 los retomaremos, con carácter obligatorio.
b) Hemos tomado contacto con el Juzgado Civil, Comercial, Conciliación y Familia, con competencia en Violencia de Género, para que nos notifique de cualquier denuncia que se radique allí y que tenga como protagonista a un empleado municipal, para coordinar acciones con Recursos Humanos y el área de Género del municipio. Además, las denuncias serán incorporadas al legajo de cada agente.
c) Ratificamos la obligatoriedad del apto psicológico del personal que se desempeñe en funciones vinculadas con niños, mujeres y adolescentes.
d) Abriremos una mesa de trabajo junto con el Sindicato de Trabajadores Municipales para revisar -si es necesario- el estatuto, en lo referido a incorporar políticas de género y prevención de la violencia.

NOTAS RELACIONADAS