Iglesias Evangélicas | «Muchos abren un quiosquito y pasan las cosas que pasan»

►Así lo señala el pastor Miguel Castagna de la Misión Cristina Profética Argentina. ►Explica que ante la falta de control muchos ponen un "quiosquito" explotando a los feligreses. ►"Este hombre cayó y rendirá cuenta ante la justicia de sus errores", agregó.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

AUDIO | Miguel Castagna  de la Misión profética Argentina

El pastor Miguel Castagna  de la Misión Profética Argentina se refirió a las recientes denuncias sobre abusos sexuales en un templo evangélico de Jesús María:

«Es dios el bueno, los hombres somos los imperfectos y los malos»

Castagna precisó que las iglesias se encuentran reguladas por parte de la Secretaría de Culto, deben poseer un fichero, personería jurídica y hacer los balances anuales. Su asociación sin fines de lucro, llama una vez al año a los miembros para dar cuenta de las finanzas, ingresos, egresos y donaciones.

«La Iglesia Evangélica busca a través de la Biblia -la única verdad- acercarse a Dios (…) muchos abren un quiosquito y pasan las cosas que pasan porque no están controlados», explica el referente de una de los templos del culto.

Cada templo tiene reglamentos internos, por tanto independencia de acción y poco contacto entre sus grupos de feligreses y líderes.

«Acá en la iglesia nuestra todos tienen sus trabajos y a eso le anexamos la iglesia y la actividad de la familia y por eso no estamos en conocimiento de lo que hacen otras iglesias evangélicas», aclara Castagna.

Sobre el caso concreto de las denuncias de acoso sexual el pastor se limita en su opinión: «no nos ponemos en jueces, eso se lo dejamos en la justicia», concluyó.