PATRIMONIO URBANO

Redescubriendo la historia de los viejos molinos de Jesús María

Comenzaron las tareas de remoción de las estructuras que rodean a los restos de molinos ubicados en el conocido como predio de Doña Pipa. Los investigadores deberán determinar su época y las secuencias de construcción y develar el misterio de si se trata deconstrucciones de cuatro siglos.

Avanzan las obras de demolición y limpieza del “Molino de abajo” (tal la denominación que corresponde al situado en el ex predio Doña Pipa). Esta tarea se enmarca en las tareas preparatorias rumbo a los festejos –en enero próximo- de los 400 años de la Estancia Jesuítica Jesús María, referencia central de los orígenes lo que sería Jesús María.

Las tareas que  lleva adelante el Área de Patrimonio y Paisaje Cultural del municipio con asesoramiento de la Dirección de Patrimonio de la Provincia de Córdoba, incluyeron la demolición de las construcciones añadidas al volumen original del molino (parte de la vivienda que estaba en el frente), como así también las cocheras del costado, el cuarto contiguo a las cocheras, las duchas y baños exteriores instalados para el otrora funcionamiento del camping durante el Festival de Doma.

Los trabajos estuvieron a cargo de personal municipal, que previamente fue capacitado en las técnicas adecuadas de demolición para bienes patrimoniales y en el valor histórico y cultural del sitio.

Durante el proceso de demolición se tuvo especial cuidado en la protección de la construcción principal. En los próximos días se estará realizando una nueva limpieza de los vegetales que han ido creciendo sobre las ruinas.

Todas estas acciones apuntan a dejar el sitio lo más limpio posible a la hora de proponer e iniciar nuevas tareas de investigación histórica y arqueológica.

Vale recordar que el ex predio Doña Pipa fue recuperado por el municipio hace unos meses, tras lo cual se llevaron adelante relevamientos y evaluaciones con participación de arqueólogos y especialistas, antes de concretar cualquier intervención.