Proyectan un nuevo puente doble vía y rotonda en el ingreso de Ascochinga

La actual estructura será únicamente para el paso de peatones. Las obras que se están realizando en la ruta E66 llegan hasta la Estancia la Paz, no contemplan la adjudicación del tramo de los toboganes. Ambientalistas siguen pidiendo por la preservación de los ejemplares arbóreos.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

La semana pasada se concretó una reunión entre Vialidad Provincial y la Mesa de Agua y Ambiente de La Granja para detallar cuestiones vinculadas a las obras del puente de Ascochinga.

COMUNICADO OFICIAL

  • Se está trabajando en el tramo de la E66 en la zona que se encuentra pasando el puente de los dos ríos hacia Ascochinga. El proyecto actual contempla llegar hasta metros después de la estancia La Paz. No está proyectado aún el tramo de los toboganes, tratándose de otra obra (otro presupuesto, otro estudio).
  • El ancho final de la ruta será igual al anterior.
  • Para el tramo Gendarmería/La Paz se presentó el correspondiente Aviso de Proyecto ante la Secretaría de Ambiente.
  • Se realizó la totalidad de extracciones arbóreas necesarias en el tramo Gendarmería/La Paz bajo la supervisión de Martín Medina y Santiago Martínez del área Bosque Nativo de la Secretaría de Ambiente. Se extrajeron en total 160 ejemplares entre nativos y foráneos.
  • En cuanto al puente de Ascochinga, se analizaron tres proyectos y se resolvió llevar a cabo la construcción de un puente paralelo al actual y a 10m aguas abajo. Para dar acceso vehicular al mismo, se construirá una rotonda donde actualmente existe una pared de roca (puesto de tortillas). La misma tendrá un radio de 25 m. El puente existente actualmente quedará para uso peatonal y el nuevo será de doble vía.

Reclamo ambiental

La MAyA expresó a los funcionarios que la extracción de ejemplares sorprende por su cantidad y que los ciudadanos no tuvieron oportunidad de participar en esa decisión a lo que se respondió que se intenta preservar los ejemplares arbóreos siempre que no signifiquen un riesgo a la seguridad vial. Desde la Mesa se insistió en la necesidad de contar con el acceso a la información pública sobre esta y todas las obras y que se considere la voz ciudadana desde la etapa de diseño.

La MAyA planteó la inquietud sobre el trabajo propio de las maquinarias de gran porte utilizadas para la obra y el riesgo de que éstas pudieran descalzar los árboles que se pretende preservar al trabajar en las banquinas. Desde la Unidad Ambiental se tomó nota del pedido de precaución al respecto. Por su parte, el Ing. Vargas sugirió realizar lo que podría denominarse «control ciudadano» al tomar contacto con el Jefe de Obra y responsable de la ejecución de los trabajos diarios, instando a realizar una mirada cercana a quien está en el frente de obra.

En cuanto a la obra de rehabilitación de la ruta E53, se prevé que dará inicio en el plazo de un mes y medio o dos. La MAyA volvió a destacar la necesidad de cumplir con el estudio de impacto ambiental correspondiente para el tramo que atraviesa la Reserva Natural de la Defensa Ascochinga. Y remarcó su pedido de tomar medidas de extremo cuidado al realizar la obra en esa zona. Planteó la posibilidad de revisar con la comunidad las necesidades específicas del tramo que comprende el municipio de La Granja y citó ejemplos al respecto. Además, se propuso el intercambio de documentación para hacer un correcto seguimiento de la obra, a lo que accedieron los funcionarios.